11 trucos para mejorar en Sombras de Guerra: Si necesitas algunos consejos para sobrevivir en esta secuela de Sombras de Mordor, Parada Creativa te va explicar once. Ni más ni menos. Estos te ayudarán a vivir como caminante o a morir con un mínimo de dignidad.

La primera entrega de la saga de la Tierra Media para consolas tenía un gran nivel de dificultad. Los enemigos que acababan contigo se hacían cada vez más fuertes y la única salida era que un luchador cercano se camuflara en una esquina. En el sistema Némesis de Sombras de Guerra es bastante más asequible morder una y otra vez de lo que puedas echarte a la boca. Te proponemos unos consejillos para que puedas disfrutar aún más del juego.

Dale prioridad a los gusanos

Es bastante normal que estos cobardes diminutos echen a correr en cuanto te vean venir, pero merece la pena salir detrás de ellos. Identificarás su inteligencia útil sobre los capitanes gracias al icono verde que tienen sobre sus cabezas. Cuando los muerdas como un lobo salvaje devora a su presa, mostrarán las personalidades, vulnerabilidades, habilidades y bajezas del enemigo. Cuando estés cerca de un campamento, rastrea a los Gusanos antes de que se asusten y salgan arrastrándose a toda velocidad.

Busca y explora

 

Es cierto que hay muchas cosas que hacer en Sombras de Guerra para avanzar en la historia o para preparar a tu ejército para la invasión, pero merece la pena salirse de los senderos siempre que puedas. La tendencia de los juegos actuales a resaltar todos los descubrimientos en el mapa es bastante fastidioso, pero no tienes por qué ubicar todos los objetos coleccionables en la parte superior: siempre tendrás la posibilidad de investigar los alrededores por tu cuenta. Hay una gran cantidad de objetos esperando ser descubiertos en los lugares más insospechados que pueblan Sombras de Guerra: desde fragmentos de poesía que abren las puertas de los elfos hasta pedazos de recuerdos de Shelob u objetos gondorianos perdidos. Es cierto que no estás obligado a hacerte con ellos, pero el juego perdería bastante gracia, ¿no te parece?

Huye sin miedo

Si mueres a manos de un orco, promocionarán de inmediato al grado de Capitán. Si quien te mata ya es Capitán las consecuencias serán peores: subirán de nivel y se harán más fuertes. Pero es bastante más difícil morir en Sombras de Guerra que en la primera entrega de La Tierra Media. Cuando te estén vapuleando, date la vuelta y echa a correr. Huye sin miedo. Puede que tu Capitán te lo recuerde y te haga sentir un poco ridículo , pero nada de eso te importará cuando vuelvas a la batalla más fuerte y te comas a uno de esos monstruos de piel verdosa.

Combina las gemas

Es una tarea bastante fácil, pero es posible que ignores que puedes hacerlo. Nos recuerda al estilo del mítico Diablo, cuando juntes unas pocas serán más poderosas y tendrás alguna ventaja durante algunas horas. También tienes un menú para actualizarlas en el Inventario, el mismo apartado donde podrás equiparte con ellas. No podrás hacerlo hasta que alcances el nivel 3, pero viene bastante bien. En contraste con los Mirians que desprenden los enemigos marcados en color blanco, las gemas caen de un modo más o menos azaroso. Aspíralas y combínalas para obtener beneficios muy necesarios.

Actualiza tu equipo

Si tu equipo está por encima del nivel de rareza ordinario, deberías ponerlo al día. No podrás combinar piezas ni utilizar materiales de artesanía, pero encontrarás desafíos adscritos a cada elemento del Inventario. Los niveles de dificultad son variables. Puedes encontrarte algo tan sencillo de conseguir como disparar a tres enemigos en la cabeza o como tener que dispararle en la cabeza a un enemigo en llamas, algo bastante más difícil. Una vez desbloqueados, aumentarán las estadísticas básicas del elemento en cuestión: unas veces sumarán beneficios, aunque por lo general suelen mejorar su apariencia. También te lo pasarás bien completando esos desafíos mientras aniquilas a un buen puñado de orcos.

No mates al enemigo, domínalo

Procura no cargarte a todo el mundo. Si lo haces, perderás la posibilidad de abrir el poder de Talion para controlar a un orco o uruk en lugar de dejarlos desangrados y mandarlos al infierno. Si los dominas, se pondrán de tu parte. Aunque no podrás contar con su ayuda e irán a su aire hasta que active ese poder. En cualquier caso, su vello se volverá de color azul y sus ojos tendrán un brillo especial. Te recomendamos que domines a todo un grupo de enemigos o un campamento entero antes de empezar una batalla que pueda presentarse bastante dura.

No vayas a tu aire

Si consigues dominar a un Capitán puedes convertirlo en tu guardaespaldas personal. Esta es una de las mejores cosas que pueden pasarte haciendo uso de esta habilidad. Si abres el menú Ejército, puedes entrenar a tus Capitanes en un montón de disciplinas disponibles (p. ej. uso del veneno). Además, si presionas el botón triángulo o «Y» podrás asignarle varias tareas como matar a un Capitán enemigo, espiar un puente de mando o apoderarte de provisiones del enemigo. También tienes la posibilidad de transformarlos en tu escudo de carne personal y hacerlos aparecer cuando estés pasando por un gran apuro. Si te decides a atacar a un Jefe de Guerra o a un Capitán con un nivel elevado, te vendrá muy bien dominar a algunos orcos cercanos y echar mano de tu guardaespaldas. De todas formas, ten mucho cuidado si los haces enfrentarse a un antiguo hermano de sangre: las cosas podrían de forma inesperada.

Completa el árbol de habilidades

Talion es un personaje bastante hábil con la espada, con la daga y con un arco. Se le da tan bien que su preferencia coincide con la tuya como jugador. Podrás escabullirte o esconderte y enfrentarte a cualquier criatura con la que te encuentres, pero lo que convierte a Talion en el tipo más peligroso es completar el árbol de habilidades. Se adapta a cualquier estilo de juego y algunos de sus trucos son esenciales. También contarás con habilidades para todos: ejecuciones instantáneas, ejecuciones instantáneas dobles, envenenamiento de barriles, montar en Graug, asesinatos por teletransportación (pasos de sombra) y prácticos aturdimientos y lanzamiento de cuchillos. Además no solo hay gran variedad de habilidades sino que puedes desarrollarlas. Cada una posee dos o tres modificadores de perfeccionamiento.

Haz uso de los alrededores

Los botones LB o L1 activarán el modo Vista Fantasmal de Talion y así podrás ver lo mismo que ve Celebrimbor, su compañero simbiótico. Si preparas el arco manteniendo presionado el gatillo izquierdo, cambiará a modo blanco y negro y los puntos de interés como barriles explosivos, trozos de carne muerta para atraer a los depredadores, barriles de grog que puedes envenenar o nidos de Morgai Fly para derribar, aparecerán resaltados. Disparar a cualquiera de estos objetos confundirá a los enemigos que estén a su alrededor, pero si impactas en varios a la vez, la distracción será tan grande que Talion podrá escabullirse entre las sombras sin que nadie pueda encontrarlo.

Aprovéchate al máximo de tus enemigos

Teniendo en cuenta la dificultad del juego, es buena idea aprovechar todas las ventajas a tu disposición para superar a los capitanes enemigos. Si interrogas a los gusanos podrían darte información muy valiosa sobre los puntos débiles de un Capitán, como revelar sus debilidades, sus miedos y los desencadenantes de su ira. Si quieres medirte a un capitán aterrorizado por Carragors, puedes derribar carne para sumar un poco más de jaleo y gruñidos a la refriega. Si estás a punto de morir o te expones a una ejecución, desencadena la fobia de algún Capitán (del tipo Moscas Morgai), podría librarte de la muerte al provocar que lo asesine enajenado por un ataque de pánico. Sé creativo y prueba alguna estratagema por el estilo. Algunas funcionan de maravilla.

Venga a tus compañeros

Cuando mueras a manos de un Capitán, aparecerá una misión de Venganza en el mundo de juego del resto de jugadores. Si los encuentras y reclamas venganza por ellos, obtendrás algunas recompensas muy gratificantes. De todas formas, sé cauteloso: estos adversarios suelen ser como mínimo épicos: brutos de élite que viajan con un gran ejército de orcos, uruks y trolls de nivel alto. Estos enfrentamientos son bastante difíciles, pero las recompensas y los derechos a fanfarronear lo compensan con creces.

Y, hasta aquí, estos once trucazos para mantener el tipo en Sombras de Guerra. Parada Creativa: tu mejor aliado en Mordor.