Sabes de Antimalware Service Executable, función indispensable de seguridad. Si no te has topado con esta frase en tu ordenador o si ya conoces algo del tema es momento de profundizar en él. Recuerda que la seguridad es un aspecto vital para la conectividad en nuestro tiempo, un asunto que no podemos dejar para después si queremos evitar diversos riesgos.

El Antimalware Service Executable, función indispensable de seguridad

Bien sabemos que Windows 10 es la versión más reciente del sistema operativo lanzado por Microsoft, es también, en la actualidad, uno de los sistemas con mayor popularidad y número de usuarios. Una de sus importantes funciones de seguridad es el Antimalware Service Executable.

Windows ofrece a sus usuarios múltiples alternativas en materia de seguridad. Desde características, funciones o aplicaciones todas integradas al sistema. Sin embargo, de ser necesario, existen otros complementos adicionales con diversas funciones que puedes instalar si lo deseas. Lo importante es: no escatimar esfuerzos siempre buscando el mejor funcionamiento.

Justo por ese camino se dirige Antimalware Service Executable, función indispensable de seguridad. Un servicio que al ejecutarse suele colocar a muchos usuarios en posición de alerta y que por el contrario cumple labores de defensa para el bienestar integral de nuestro equipo.

Esta característica es, sin dudas, una de las más valiosas incorporaciones de Windows 10,  en aras de brindar a los usuarios una experiencia más segura. Se trata de un programa informático diseñado por Windows para enfrentar ataques de virus y malware. Al abrir nuestro Administrador de tareas lo podremos ubicar en plena faena bajo las siglas: msmpeng.exe.

Para ingresar a esta sección, entra a tu explorador de Windows, allí visualizarás todas las carpetas y opciones disponibles. Escribe en la barra “administrador de tareas”, pulsa buscar y de inmediato estarás en el administrador. Así, verás detalles sobre programas y procesos en ejecución.

El Antimalware Service Executable trabaja en coordinación con otro valioso componente de nuestra seguridad informática, su aliado principal es el más reciente antivirus de Windows denominado: Microsoft Defender, software integrado al sistema operativo Windows 10. Tener a ambos actualizados y activos nos permite la detección de acciones sospechosas o malware.

Una de las preocupaciones más comunes de los usuarios al ver actuando a esta herramienta, está relacionada con el alto consumo de recursos durante su ejecución. Esto no significa ningún riesgo, todo lo contrario, esta función se desempeña así mientras realiza sus análisis.

Otra característica de gran relevancia es: el momento en que se efectúan las acciones de escaneo, en este caso se realizan cuando el equipo está apagado. Esto está diseñado así, con el fin de no molestar a los usuarios generando lentitud en los procesos. Aunque, si queremos cambiar este modo también es posible.

A navegar con tranquilidad

Ya conoces del Antimalware Service Executable, función indispensable de seguridad. Una opción de gran importancia para sacar una mayor provecho a nuestro equipo. Su acción evita muchos problemas y dolores de cabeza, principalmente al defendernos ante ataques de malware.