Es difícil creer que en países donde el internet es un servicio al alcance de todos, no existan personas y familias que no tienen acceso a ella. Y al momento de estar conectados a una red, sea por mucho o por poco, los usuarios, o en su defecto, los dispositivos que se conectan a la red, toman parte del ancho de banda disponible.

Es decir, que si tú tienes una red cuyo ancho de banda es de 10 Mb, cada dispositivo conectado a esta red tomará una pequeña porción de ese ancho de banda. Mientras menos dispositivos haya, mayor será el ancho de banda repartido entre esos dispositivos.

Sin embargo, existen situaciones en los que el control es imposible para algunos usuarios. Una opción que estos tienen para poder controlar el ancho de banda disponible para cada equipo, es mediante el uso de QoS. Si no sabes nada al respecto, solo sigue leyendo y lo descubrirás.

¿Cuáles son los elementos que te ayudarán a entender cómo funciona Qos?

1.       Factor escaso

La idea de implementar sistemas de QoS, es que puedas entender el déficit en función del ancho de banda. Es decir, que aquí que se toman en cuenta la velocidad de la conexión a internet, así como también la latencia o también conocida como Jitter.

Si no existiera ningún tipo de escasez como los que acabamos de mencionar, nuestra red, así como el ancho de banda que este poseería, sería ilimitada. De manera que cada tipo de tráfico automáticamente tendría todo lo que necesitan para lograr obtener la calidad en el servicio.

2.       Los privilegios

En vista que los déficits en una red no pueden ser remediados en el acto, la gran mayoría de los usuarios de QoS se ven en la obligación de definir el grado de importancia o en su defecto, la prioridad para los diferentes tipos de tráfico existente. Es decir, que con esto un tipo resultará privilegiado mientras que daña a otros.

Si no lo entiendes bien, es básicamente proporcionarle cierta cantidad de ancho de banda en pro de mejorar su conexión y navegación por internet, mientras que otros dispositivos se ven perjudicados por ello.

Un ejemplo típico que podemos poner al respecto, es cuando tienes una red en la que tienes el ordenador conectado y 4 dispositivos móviles activos y conectados también. Al querer hacer una descarga de un archivo pesado, lo que se hace es destinar entre el 70 y 80% del ancho de banda al equipo que hará la descarga, mientras que los otros tendrán el restante.

¿Qué significa esto? Que uno de los dispositivos tendrá mayor velocidad para descargar archivos o paquetes desde un servidor, mientras que los otros tendrán una navegación mucho más lenta.

En general, el funcionamiento de QoS se basa más que todos es todos aquellos parámetros que tienen relación directa con el ancho de banda. Es decir, cada parámetro que nos permite gestionar eficientemente el uso del ancho de banda mediante ordenadores, laptops o dispositivos móviles.