Bienvenidos a Tales from the Borderlands. Ambientada una vez más en Pandora, en Tales from the Borderlands interpretamos el papel de Rhys y Fiona, dos personajes muy diferentes que inicialmente intentan matarse entre sí para hacerse con la llave de la Cripta del Viajero. Rhys es una empleada inteligente y reflexiva de Hyperion, mientras que Fiona es una estafadora experta que vive el día a día y siempre se las arregla para ganar. Los dos protagonistas deben trabajar juntos para sobrevivir y hacerse con el codiciado premio, deseado por los bandidos más crueles de todo el planeta y por aquellos que no tienen reparos en matar por diversión.

Tales from the Borderlands es una aventura gráfica bien elaborada con diálogos inspirados en las obras de ciencia ficción más populares, en la que nuestras elecciones determinan cómo evolucionan los eventos a lo largo de la experiencia. Tales from the Borderlands se ubica precisamente entre el segundo y tercer episodio de la serie rectory, poco después de la derrota de Handsome Jack.

La trama es el punto focal, para ser vivido intensamente prestando atención a los diálogos con los diversos personajes presentes en la historia, que desde el inicio tiene ritmos altos y nunca aburridos, gracias a una escritura válida de los hechos y un nivel cualitativo que logra convencer incluso después de todos estos años.

El trabajo realizado desde el punto de vista de la dirección es relevante e impresionante, considerando el potencial real que trae consigo una franquicia como Borderlands, manteniendo los mismos tonos irónicos y brutales a los que estamos acostumbrados a vivir a lo largo de los años.

Tales from the Borderlands

Por tanto, no faltan las bromas ofensivas habituales contra un personaje y un sarcasmo básico que siempre hace reír, haciendo del humor negro un caballo ganador que rompe los temas más delicados e importantes de la obra, como el valor de la amistad.

Tales from the Borderlands no se diferencia en absoluto del resto de trabajos del equipo californiano, y va a lo seguro: podemos responder a la pregunta de un personaje de tres formas distintas o callar para no toparnos con situaciones desagradables que puedan complicarnos la vida. Independientemente de nuestras palabras, las reacciones de quienes están frente a nosotros cambian en función de la respuesta que optemos.

Las elecciones que hacemos son decisivas, especialmente útiles en la relación con los demás personajes. Es imposible no empatizar con algunos de ellos por la humanidad que transmiten y la espontaneidad con la que se dirigen a los dos principales protagonistas.

Lo característico de Tales from the Borderlands

La jugabilidad es simple y clara, ya se ha visto en otras producciones similares y también se ha utilizado desde The Walking Dead por el propio Telltale Games: recolectamos y analizamos objetos, desbloqueamos escenas, nos movemos por un área en busca de pistas y nos enfrentamos a algunos eventos divertidos y rápidos, una vez más insertada de manera homogénea y funcional a la trama del juego, que mantiene un ritmo rápido de principio a fin sin parecer banal.

Si bien la jugabilidad es limitada como en cualquier trabajo basado en una historia, creemos que es esencial y sin pretensiones, encajando bien en la narración precisa y detallada de la irreverente historia de Rhys y Fiona.

La trama mantiene altos niveles sobre todo gracias a una escritura contundente y contundente, capaz de sorprender por las diversas referencias a obras de ciencia ficción que podemos captar fácilmente mientras vivimos la experiencia. En ocasiones, algunas escenas pueden parecer repetitivas, aunque fluidas y bien diluidas en la evolución de los eventos de la experiencia de juego.

Si la obra madura y encaja desde el primero hasta el último episodio, es gracias a los personajes primarios y secundarios, introducidos desde una pantalla original como en los inolvidables títulos de la serie canónica, que Telltale ha sabido rendir homenaje con precisión y respeto.

Pero el verdadero valor añadido, que consigue sorprendernos, se refiere al motor gráfico de cel-shaded típico de los mejores Borderlands. Inevitablemente, es natural hablar de la dirección artística, que ofrece escenarios icónicos e inspirados, para inmortalizar y compartir. Las expresiones faciales de los protagonistas, ya mejoradas en ese momento en comparación con los trabajos anteriores de Telltale, aún son agradables de observar.

Volver a Pandora siempre es bonito, y es difícil resistirse al encanto de las vicisitudes de los Cazadores de la Cripta para no querer convertirse en uno. Y ahora que también está disponible en la consola híbrida más apreciada por jóvenes y mayores, no tienes más excusas: Pandora te está esperando. Los fanáticos de las aventuras gráficas no pueden pedir nada mejor, considerando el valor general del producto y lo que ofrece, a pesar de que ya han pasado algunos años.