Con cada día que pasa, su PC está equipada con Windows 10 no hace más que dar nuevas señales de disminución: últimamente, ha notado que cada vez es más lento para comenzar y le preocupa mucho. Aún no ha podido averiguar cuál es la causa del problema y, al no estar muy familiarizado con la Pc, ¿ha decidido leer en Internet para encontrar una solución? ¡Bueno, entonces sé que has venido al lugar correcto en el momento correcto!

En el tutorial que está a punto de leer, de hecho, le explicaré cuáles podrían ser los problemas detrás de la lentitud de su PC y lo ayudaré a comprender cómo acelerar el inicio de Windows 10. Ya le aconsejo que una de las causas más comunes de inicio lento de PC es la gran cantidad de programas configurados para la ejecución automática, el uso de software de optimización del sistema ineficiente o la presencia de componentes de hardware obsoletos. o desgastado: solo tiene que identificar el problema que realmente afecta a su máquina y solucionarlo. Como? Te lo diré de inmediato.

No perdamos más tiempo precioso hablando y pasemos directamente a la acción para hacer que su Pc sea más «ágil» durante la fase de inicio. Coraje: ponte cómodo, tómate el tiempo para concentrarte en leer los siguientes párrafos y, lo que es más importante, implementa los «consejos» que te daré. Verá, gracias a mis sugerencias, seguramente podrá mejorar, en la medida de lo posible, el rendimiento de su PC en la fase de inicio. ¡Buena lectura y buena suerte para todo!

Desactiva el inicio automático de programas

Desactiva el inicio automático de algunos programas. es el primer truco que te invito a poner en práctica, si quieres acelerar el inicio de Windows 10. ¿Por qué es necesario llevar a cabo esta operación? Simple: si al inicio del sistema hay muchos programas que se ejecutan automáticamente, se usará una gran cantidad de RAM sin necesidad real y, como es fácilmente predecible, la PC tardará en iniciarse y realizará todas las demás operaciones que deberán entonces llevar a cabo.

Si desea solucionar el problema, entonces, absolutamente tiene que desactivar la ejecución automática de todo el software que no necesita usar cuando inicia Windows 10. Para hacer esto, todo lo que tiene que hacer es abrir la herramienta Gestión de la actividad (también conocido como Administrador de tareas ), que le permite monitorear en tiempo real todos los procesos que se ejecutan en la PC, el rendimiento del sistema y muchos otros parámetros, incluidos los programas configurados para el inicio automático.

Para abrir la herramienta de administración de tareas, presione las teclas simultáneamente Ctrl + Alt + Supr en el teclado de su PC y luego haga clic en el elemento Gestión de la actividad presente en el menú que se abre o, si lo prefiere, haga clic derecho en un punto «vacío» en la barra de tareas y seleccione el elemento Gestión de la actividad desde el menú contextual.

Después de iniciar el Administrador de tareas, haga clic en el elemento (⌵) Más detalles (si ve la ventana en modo reducido), haga clic en la pestaña lanzamiento ubicado en la parte superior y permite deshabilitar los programas configurados para el inicio automático que devuelve innecesarios haciendo clic en ellos nombres y seleccionando el artículo Desactivar desde el menú que se abre. Alternativamente, seleccione los programas que se desactivarán y presione el botón Desactivar que se encuentra en la esquina inferior derecha de la ventana.

Ahora todo lo que tiene que hacer es repetir la operación para todos los demás programas superfluos que se ejecutan automáticamente cuando inicia Windows y ya está. Si desea asesoramiento, deshabilite especialmente los programas que tienen un impacto energético significativo en el inicio del sistema. En este sentido, puede consultar la información en la columna Impacto de inicio de Gestión de la actividad, en el que se proporciona información específica a este respecto: si la redacción está presente en correspondencia con un programa alto, por ejemplo, el software en cuestión tiene un impacto significativo en los tiempos de inicio de Windows 10 y, por lo tanto, sería aconsejable desactivarlo utilizando el procedimiento que le mostré anteriormente; si, en cambio, ves las palabras bajo o no, el programa tiene un impacto energético casi irrelevante.

advertencia: al deshabilitar los programas configurados para el inicio automático, tenga cuidado de no deshabilitar los componentes del sistema, el antivirus y todo el otro software que tiene la tarea de mantener su PC segura (incluidos los componentes del sistema), de lo contrario podría arriesgarse comprometer seriamente la seguridad y la estabilidad de Windows 10. ¿Intesa?

Desfragmentar el disco

Una de las operaciones de mantenimiento que debe llevarse a cabo periódicamente en Windows, para acelerar la Pc al inicio y en el uso diario, es desfragmentar el disco. Con el tiempo, de hecho, los datos guardados en la PC se organizan de manera desordenada debido a la falta de espacios contiguos en el disco. Este fenómeno se llama fragmentación y afecta principalmente a i sistemas de archivos utilizados por Windows (como el NTFS y el FAT32 ) y discos magnéticos: si hay una SSD en su PC, esta operación es innecesaria.

Dado que Windows «sufre» el problema de la fragmentación de datos en el disco, realiza automáticamente la desfragmentación, ordenando así los datos guardados en la unidad sin requerir ninguna intervención externa por parte del usuario. Sin embargo, nada le impide verificar que la desfragmentación automática está realmente configurada en su PC, especialmente si teme haber deshabilitado esta operación de mantenimiento sin darse cuenta.

Para continuar con esta verificación, escriba » desfragmenta y optimiza las unidades «En el Barra de búsqueda de Cortana ubicado en la parte inferior izquierda y haga clic en el primer resultado que se encuentre. En la ventana que se abre, presiona el botón Cambiar configuraciones, verifique los artículos Ejecutar de acuerdo a un horario (recomendado) y Notificación en caso de tres ejecuciones programadas consecutivas incompletas, seleccione la opción Todas las semanas del menú frecuencia y, finalmente, guarda los cambios realizados presionando el botón bueno. Para más información sobre cómo desfragmentar tu PC, lee la guía que ya publiqué en mi blog.

Evite el software de optimización del sistema

Evite instalar software para la optimización del sistema. es otro truco que le sugiero que adopte si desea acelerar el tiempo de inicio de Windows 10. Quizás este consejo le parezca un poco extraño, pero le garantizo que seguirlo es una de las mejores maneras de evitar ralentizar su PC al inicio y ahora también explicaré por qué.

Muchos programas «pasados» como útiles para optimizar y acelerar el sistema en realidad tienen un impacto que no es positivo en su rendimiento. Algunos de estos programas, de hecho, para llevar a cabo su «trabajo», siempre deben permanecer en ejecución y, como se puede entender fácilmente, esto agrava la carga de trabajo del sistema, agravándolo aún más, causando ralentizaciones (incluso bastante obvias) tanto al comienzo de sistema, que durante el uso normal de la máquina.

Si no se usa correctamente, entonces, estos programas pueden incluso afectar seriamente el correcto funcionamiento de la Pc: esto sucede especialmente cuando pone las manos en las claves de registro y otras configuraciones de Windows que sería mejor no modificar, causando una grave inestabilidad.

Si realmente desea optimizar el sistema, use las herramientas incluidas de manera predeterminada en Windows o software con confiabilidad comprobada, como las que mencioné en mis tutoriales sobre cómo eliminar los errores presentes en el registro (función que recomiendo usar solo si sabe dónde poner sus manos) y cómo optimizar el rendimiento de la PC.

Restaurar el sistema

también restaurar el sistema podría ser útil para acelerar el inicio de Windows 10. Si los problemas que ha encontrado se han manifestado después de instalar un programa, un controlador o cualquier otro elemento, puede resolver el problema utilizando restaurar puntos que, si no lo sabía, le permite restaurar el estado de la PC a un momento anterior eliminando programas y controladores instalados más tarde (y manteniendo intactos sus archivos personales).

Obviamente, para restaurar la PC a un estado anterior, se supone que ya ha creado uno o más puntos de restauración (le expliqué cómo hacerlo en esta guía, ¿recuerdas? Para restaurar el sistema a través de un punto de restauración, proceda de la siguiente manera: escriba » restauración «En el Barra de búsqueda de Cortana ubicado en la parte inferior izquierda, haga clic en el elemento restauración y, en la ventana que se abre, haga clic en Restaurar sistema abierto y luego en siguiente. Después de eso, indica la fecha para informar el estado del sistema e inicia el procedimiento de recuperación presionando primero siguiente y luego en final y . Si desea obtener más información sobre cómo usar los puntos de restauración en Windows 10, lea la guía que dediqué al tema.

Si no ha creado puntos de recuperación, aún puede restaurar Windows 10 a través de la función Restablecer la PC (accesible desde la sección Actualización y seguridad cualquier ajustes Windows 10) con el que restaurar la PC eliminando todos los archivos o conservando algunos: si recuerdas, ya te he explicado cómo hacerlo en las guías donde explico cómo restaurar Windows 10 y cómo formatear Windows 10.

Actualizar / reemplazar componentes de hardware

Aunque ha seguido escrupulosamente todos los «consejos» que le he dado en las líneas anteriores, ¿continúa notando cierta lentitud al iniciar el sistema? Lamento decírtelo, pero en este caso, no tiene más remedio que actualizar o reemplazar los componentes de hardware de su PC : si están obsoletos y / o desgastados, de hecho, son los «culpables» del lento inicio de Windows 10.

Uno de los componentes que sin duda debe considerar reemplazar es el disco duro: si su PC está equipada con un disco duro mecánico, reemplácelo con un unidad de estado sólido (SSD) y se sorprenderá al ver qué tan rápido se acelerará su Pc y cuándo se inician los programas.

Si nunca ha oído hablar de él, los SSD no son más que dispositivos de almacenamiento masivo que utilizan tecnología flash basada en semiconductores para el almacenamiento de archivos. Para darle una idea de lo rápido que son estos recuerdos, sepa que gracias a una unidad SSD puede iniciar Windows «en frío» en solo unos segundos.

Sin embargo, antes de comprar un nuevo SSD, le sugiero que lea la guía de compra dedicada que ya he publicado en mi blog: allí encontrará consejos útiles para elegir las unidades que mejor se adapten a sus necesidades y, sobre todo, a sus bolsillos. Si decide instalar los nuevos componentes de hardware comprados utilizando hágalo usted mismo, luego, haga un recorrido por las guías donde le explico cómo ensamblar una PC y cómo actualizar su PC: los consejos en estos tutoriales serán muy útiles, especialmente si es la primera vez que «desmonta» una Pc pieza por pieza.