Sabiendo que es una función bien conocida tanto en Linux como en macOS, pero Windows 10 carece de “esquinas calientes”. Chrome OS está incorporándolas. Pero, ¿Por qué no lo realiza igualmente Microsoft en Windows 10?

¿Qué son las esquinas calientes? La respuesta es bastante simple: la alternativa que, al mover el cursor a cualquiera de las esquinas de la pantalla, se ejerza una acción concreta. La más popular es la que está sobre la esquina superior izquierda y muestra las ventanas abiertas tipo mosaico, lo que en Mac se conoce como exposé, y aunque esa función específica se puede personalizar, esta, sin embargo, es la que más se echa en falta.

Índice

Vista de tareas

Podemos mencionar que en Windows 8 se generó algo parecido a esquinas calientes que en Windows 10 existe así, excepcionalmente no se ejecuta al mover el cursor a una esquina predispuesta, lo cual puede ser bastante más rápido e intuitivo, ahora bien, a través de pulsar sobre el icono de indicado o de un atajo de teclado.

Nos referimos a la vista de tareas, sin embargo, no a la de siempre, esa que nos muestra todas las ventanas abiertas utilizando la combinación de teclas «Alt+Tab».

Esta nueva vista de tareas en Windows 10 se incluye como un botón en su barra de tareas, allí la podemos ejecutar con una combinación de las teclas «Windows+Tab» y adicionalmente de las ventanas abiertas, mostrará la escala del tiempo.

Esta función, tal y cual está incorporada, no está mal: bastantes usuarios adelantados lo realizan casi todo mediante el teclado y a otros muchos no les importará tanto presionar un botón específico; sin embargo, a quienes estén habituados a utilizar más de un sistema se puede confundir la experiencia.

Esquinas calientes en Windows 10

La más trabajable que se consigue buscando por internet es WinXCorners, cuya única versión estable data de 2015, sigue en desarrollo y de la que podemos conseguir una versión beta del año 2019 con algunas mejoras.

Hemos probado las dos y nos parece que la segunda es la mejor. Es un software de código abierto y no es necesario hacer una instalación: puesto que descargas el pack, lo descomprimes, guardarás la carpeta donde lo desees y ejecutas.

Su configuración es bastante simple: escoges la acción a realizar en cada esquina. Las alternativas predeterminadas son: revelar todas las ventanas, revelar el escritorio, dar inicio al salvapantallas, apagar la pantalla, iniciar el centro de notificaciones y esconder todas las ventanas excepto la que se encuentra en primer plano.

A través del menú se podrán abrir alternativas avanzadas, a partir de donde podrás fijar la velocidad en las animaciones o agregar comandos personalizados, verbigracia para lanzar la aplicación concreta. Esta aplicación dispone asimismo de una alternativa para desactivar las funciones globales para evitar contratiempos al momento de jugar o cuando se usan aplicaciones en pantalla completa.

No se trata de la solución perfecta, pero hasta que Microsoft no la incorpore servirá.