Poseer la última versión de Android es muy ventajoso, para disfrutar de los cambios más recientes de utilidad incorporados, de una mayor seguridad y aprovechar los adelantos en el uso de batería, etc. Pero, sabemos que las actualizaciones a veces llegan tarde.

El procedimiento para realizar la actualización de Android es muy largo, los fabricantes usualmente lo restringen a dos años

¿Por qué tu celular no ha recibido la nueva versión? Existen dos posibles situaciones; que no haya llegado la nueva versión, pero esté por llegar en un futuro, o que la actualización nunca llegue.

Habitualmente, los fabricantes solo actualizan dos veces. Luego, queda por cuenta del usuario.

  1. Instalar firmware de alguna otra región

En muchos casos la última versión de la actualización puede existir, sin embargo, por alguna razón nunca llega al celular. Frecuentemente el proceso de actualización comienza en una región concreta y para un número predeterminado de usuarios, de manera que, si existe algún inconveniente con esa nueva versión, ésta perturbe solo a muy pocos pueda corregirse previo a un mal peor.

Descargar firmware alojado en Internet y manualmente realizar la instalación.

Necesitarás el firmware, el cual debe ser exactamente para idéntico modelo, sin importar que sea para una región distinta.

La propia compañía, generalmente comparte los firmwares y en otras ocasiones deberás ir por los de terceros.

Deberás buscar las instrucciones específicas de tu celular para poder instalar el firmware, ya que es muy distinto en cada modelo.

  1. Instala una ROM

Puede ser que tu celular no tenga ninguna actualización pendiente, bueno la comunidad ROM podrá rescatar tu celular. Estos firmwares son desarrollados por terceros.

Consigue acceso root, pero rootear el móvil deberás buscar cómo se hace en tu móvil concreto. Normalmente, no te costará mucho encontrarlo en algunos foros de internet.

  1. Desbloquea el bootloader.

El proceso cambia, pues unos fabricantes permiten hacerlo simplemente, pero otros no.

  1. Instala un Modo recovery.

El Modo Recovery se trata de un menú de emergencia allí puedes realizar ajustes en el sistema, aun previo a que se cargue el sistema. Android lleva el suyo, pero es preferible instalar alguno de terceros. Utilizarás este modo a fin de instalar la ROM.

  1. Descarga la ROM y cópiala al móvil.

Ahora llega la parte fácil: descargar la ROM de por sí.

Instala la ROM a partir del modo recovery. Después la cambiará con la nueva. Sigue las instrucciones oficiales.

  1. Reinicia y ejecuta tu nueva ROM.

Por último, reiniciar el móvil y aguardar el arranque. El primer reinicio tarda demasiado. Si sale bien, poseerás una nueva versión Android. Si algo salió mal, podrás regresar al Modo Recovery para intentar con otra ROM o flashear tu firmware original.

Estas medidas especiales las hemos tomado en consideración puesto que los fabricantes han abandonado luego de dos años las actualizaciones del móvil, se ha recurrido a la opción que nos ofrecen terceros desarrolladores. Espero haber podido ayudar en tan ardua y complicada tarea de actualizar Android.