¿Cómo ajustar el Balance de Blancos en GIMP con una Tarjeta de Grises? Lo más recomendable al momento de intentar conseguir un balance de blancos idóneo, es que se use una sola referencia con respecto al blanco. Esto nos ayudará obtener un color más cercano a lo que buscamos, en cuanto a la solidez de realidad en el tono.

Aunque este puede ser un proceso algo complejo, y más si nos introducimos a las matemáticas de esto, intentaremos, a lo largo de este artículo, esbozar algunas instrucciones necesarias para obtener y ajustar de la mejor forma, el balance de blancos desde una tarjeta de grises, usando el programa GIMP.

Consideraciones iniciales

En ocasiones, es importante tener una serie de consideraciones con las que podemos adaptar el balance de blancos en la imagen, es necesario observar algunos aspectos para proceder a realizar balances de blancos desde una tarjeta de grises:

  • En caso que la imagen tenga un tinte entre la cámara y el objeto, puede ser una capa de agua, es necesario restar la luz de esos tintes. Después de eso, se aplicará el balance de blancos.
  • Configura la capa de la captura de la imagen a un formato de RAW. Esto es en caso de obtener una capa de luz en la imagen.
  • Si introduces varias referencias de blancos, el balance que obtendrás, será de tonos falsos en relación a la imagen.
  • Se debe usar el formato RAW para que se apliquen los cambios en la imagen.
  • Establece el balance de blancos desde una tarjeta creada con fotografías por separado, para obtener el balance blanco.

Ahora bien, a lo largo de los siguientes puntos, iremos aclarando ciertos aspectos con relación a cada uno de los pasos que estamos realizando.

Soporte de GIMP

Es necesario saber que GIMP trabaja con aritmética para cada una de las capas. El soporte que podemos obtener de este programa es de 16 bits. Por lo tanto, se trabajará en base a eso. Al momento de establecer las ecuaciones para el balance blancos, podemos seleccionar aquellos balances automáticos, o bien podemos entrar en el nivel de sumar y dividir los valores.

Balances de blanco: matemáticamente

Para comenzar, comprendamos que B, es el multiplicador de balances de blanco y T, es el tinte o aquella luminosidad constante en la fotografía. Ahora bien, veamos la siguiente ecuación; bW=B*bS+T wW=B*wS+T. Para resolver esto, se puede usar ImageJ. Lo que nos ayudará a descifrar cada componente de R G B.

Aplica el balance de blanco en las capas

Ahora bien, a la ecuación anterior, debemos restar T y el resultado se divide por B en cada imagen, es decir, cada una de las capas. Si todo esto te parece muy complicado, entonces podrás confiar en el modo de balance de blancos de GIMP que son aritméticos, y los aplica a cada capa. Dando como resultado, que el color se normalice de manera rápida, de todas formas, se puede intentar trabajar con las ecuaciones del color que se muestra en el programa.