¿Cómo Ajustar el Balance de Blancos en PicMonkey con una Tarjeta de Grises?

La denominada tarjeta de grises se utiliza para hacer que los colores sean neutros a partir del tono de una fuente de luz. Cuando se tienen múltiples fuentes de luz con diferentes temperaturas de color (como la luz del sol, el cielo azul que ilumina las zonas de sombra y los reflejos coloreados por los objetos circundantes) sólo se puede elegir una de ellas para que sea la luz «neutra».

Si se tienen varios tonos de la luz

Con varios tonos de luz, se tiene que hacer una decisión creativa de la luz que se quiere considerar «neutral». Con frecuencia, se elige la luz principal para que sea neutra. En la luz del día, se obtienen sombras azuladas. Pero, también se puede elegir una zona de sombra para que sea «neutra» y hacer que la calidez de las zonas iluminadas se acentúe con tonos cálidos.

Elegir un efecto intermedio

Se puede también  elegir un efecto intermedio, como el color «medio» de la zona de la tarjeta de grises, para obtener los colores en todas las luces ligeramente apagados, pero en general no enfatizados en ninguna dirección general. Por lo tanto, si se quiere una reproducción del color totalmente neutra, por ello,  el usuario puede tener la fortuna de realizar la toma en un estudio, donde se puede controlar la tonalidad de todas las luces y los reflejos.

Aligerar el problema de las temperaturas

En el lugar de filmación, se  puede hacer menos difícil el problema de las diferentes temperaturas de color utilizando luz propia de relleno (con una temperatura de color igual a la de la luz principal) para sobrepasar la luz de relleno existente.

El balance de blancos suele denominarse «temperatura» o «calidez»

Inicialmente,  se refiere a lo azul o amarillo que se muestra en una imagen. El balance de blancos es ideal para una imagen en la que los elementos blancos de una foto aparecen como blanco puro. Cuando la imagen muestra blancos precisos, pero puede haber otra imagen en la que el blanco es amarillento. En este caso, se diría que la imagen de la izquierda es mucho más «cálida» que la de la derecha. (Demasiado caliente para ser realmente atractiva).

Este «exceso de calor» es lo que suele ocurrir cuando se hacen fotos bajo las luces normales del hogar u otros espacios equivalentes

Por ejemplo cuando se hacen tomas al anochecer con las luces superiores incandescentes encendidas. La mayoría de la gente prefiere tener luces más cálidas en su casa porque hacen que las habitaciones sean acogedoras.

Eso es genial hasta que se va a hacer una foto de una actividad en particular

Ya que, posiblemente esa actividad requiere un tipo específico de luz porque se ve «rara» y demasiado cálida.   Por ello, es importante decir que,  la luz natural es la mejor manera de solucionar el exceso de calor, pero la forma de solucionar cuando se tiene un montón de fotos,  tiene que ver con poder ajustar el balance de los blancos.