¿Cómo añadir íconos al escritorio en Windows 11? Todavía son muchos los usuarios que no terminan de acostumbrarse al nuevo aspecto visual de Windows 11, la más reciente versión del sistema operativo más utilizado en computadoras en todo el mundo.

Por esa razón hoy hemos querido preparar un interesante tutorial en el que te diremos cómo añadir íconos al escritorio en una computadora con sistema operativo Windows 11. Aunque parezca difícil de creer, este sistema operativo incorpora una interfaz rediseñada que facilita todo.

Pasos para agregar íconos a través del menú Inicio

La verdad es que el nuevo sistema operativo Windows 11 viene con muchos cambios interesantes, y uno de ellos tiene que ver con los íconos que aparecen en el escritorio. Varias de las tareas a las que estabas acostumbrado en Windows 10 pudieron haber cambiado en Windows 11

La buena noticia es que existen al menos dos formas distintas de añadir íconos al escritorio de una computadora con Windows 11. Lo puedes hacer a través del menú Inicio o por medio de la barra de tareas. Comencemos:

Paso 1: Presiona la tecla Windows

Lo primero que vamos a hacer será acceder al menú Inicio. Para ello podemos presionar en el ícono de Windows que aparece en la barra de tareas o también pulsar la tecla Windows en el teclado de tu computador.

Paso 2: Busca el ícono que quieras agregar

Una vez abierto el menú Inicio deberás escribir el nombre de la aplicación que quieres agregar al escritorio de Windows 11. Ahora harás clic derecho en “Mejor coincidencia” y luego en “Abrir ubicación de archivo”. Automáticamente debería aparecer una nueva ventana del Explorador de archivos.

Paso 3: Clic derecho sobre el ícono del programa

En este punto tendrás que elegir el ícono del programa y luego vas a hacer clic derecho hasta que salda en pantalla el menú contextual. Seguidamente tendrás que seleccionar el botón “Mostrar más opciones”.

Paso 4: Haz clic en “Enviar”

Automáticamente después de pulsar en “Mostrar más opciones” se debería expandir el menú contextual y te aparecerá un menú parecido al de Windows 10. Ahora vamos a pulsar en “Enviar” y por último hacemos clic en “Escritorio” (crear acceso directo). El ícono del programa seleccionado ya debería aparecerte en el escritorio.

Añadir iconos desde la barra de tareas

Hay otra alternativa para añadir íconos al escritorio y es hacerlo directamente desde la barra de tareas. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Presiona el ícono de la lupa de la barra de tareas
  2. Escribe el nombre del programa que quieres añadir al escritorio
  3. Haz clic con el botón derecho en “Mejor coincidencia” y luego en “Abrir ubicación de archivo
  4. Se abrirá el Explorador de archivos. Ahí tendrás que elegir el ícono del programa en la lista que aparece en pantalla.
  5. Puedes arrastrar y soltar el ícono directamente en el escritorio o hacer clic derecho en el archivo del programa y luego cliquear en el ícono del portapapeles para copiar el archivo.
  6. Haz clic en una sección vacía del escritorio y pulsa Ctrl + V
  7. El ícono se ha añadido de forma exitosa al escritorio de tu PC