¿Cómo arreglar un teclado bloqueado? Si el teclado de tu computadora o laptop se ha bloqueado de un momento a otro y no sabes cómo repararlo, no te alarmes. En el siguiente tutorial vamos a contarte cuáles son algunas de las posibles causas por las que tu teclado se bloqueó y cómo puedes solucionar el problema.

La verdad es que son muchas las razones por las que el teclado de nuestra computadora se haya bloqueado sorpresivamente. A veces el problema se debe a un tema de configuración, sin embargo en otras ocasiones puede estar ocasionado por algún problema físico en el teclado.

Qué hacer para reparar un teclado bloqueado

No te desesperes si el teclado de tu computadora o dispositivo portátil dejó de funcionar. Todo parece ser un escenario complicado, pero la verdad es que existen diferentes maneras de hacer que vuelva a andar con antes.

Muchas veces nos hacemos la misma pregunta y es ¿Por qué el teclado se ha bloqueado? Casi siempre no encontramos respuesta a esa interrogante, sin embargo hoy te diremos cuáles son las posibles causas y cómo solucionarlas en pocos minutos.

Es probable que por accidente hayas pulsado una combinación de teclas y esa sea la razón por la que tu teclado esté bloqueado. En caso de utilizar un teclado inalámbrico, es posible que el problema se deba a un fallo en la conexión.

1: Reinicia la computadora

En ocasiones el problema puede resolverse con solo reiniciar nuestra computadora. A veces el fallo viene generado por algún error con cierto programa o app que estabas usando en el ordenador. Así que intenta reiniciar el equipo y verifica si el teclado ahora te funciona.

También el problema puede estar siendo ocasionado por la lentitud de la computadora. Muchas veces se queda congelada y eso hace que el teclado no responda efectivamente. En ambos casos reiniciar el equipo podría ser una buena solución.

2: Prueba el teclado en otro equipo

Para descartar que el problema no sea directamente el teclado podrías intentar probarlo en otro equipo. También sería bueno instalar un teclado inalámbrico y comprobar de esa forma que el problema no sea tu ordenador.

En caso de que el teclado te funcione a la perfección en el otro ordenador, lo más seguro es que el problema sea directamente tu computadora, por lo general un tema de configuración o drive.

Dirígete hasta el administrador de dispositivos y comprueba que la PC esté reconociendo el teclado satisfactoriamente.

3: Limpia el teclado

Prueba limpiando muy bien el teclado. En ocasiones el problema está en que se encuentra sucio y por esa razón no responde de la manera correcta. Cualquier sucio puede hacer que las teclas no funcionen o se queden atascadas.

4: Chequea el teclado

Revisa en qué estado físico está tu teclado. Puede ocurrir que alguna tecla esté rota o presente grietas, lo que hace que no tenga un correcto funcionamiento. En caso de ser esta la razón del problema, no queda de otra que comprar un teclado nuevo y reemplazar el actual.

Por último podrías intentar actualizar los controladores del dispositivo. A veces cuando los controladores no está actualizados empiezan a presentar problemas de conexión entre el teclado y la PC, lo que hace que su funcionamiento no sea el más óptimo.