Arreglar una impresora EPSON que no imprime puede requerir de metodologías fáciles de realizar una vez completado el proceso de detección y rastreo del problema. Tu equipo puede estar teniendo problemas para imprimir tus documentos por muchas razones. A continuación, repasaremos las más comunes y las formas de repararlo.

En primer lugar, puede tratarse de fallas a nivel de software. Alguno de los drivers que controlan a tu impresora podrían estar desactualizados causando que esta no pueda imprimir tus documentos. Puedes ir al panel de controlador de Windows y ejecutar la detección de problemas que posee la herramienta.

Es necesario descartar todas las posibles fallas : intenta retirar los cartuchos de tinta pues estos pueden estar mal colocados o carentes de tinta. Asegúrate de que estos estén en buen estado. También intenta revisar el cableado y que esté conectada a tu computadora.

También puedes acceder a diagnósticos que ofrece la marca de forma online. Te proporciona la página una lista de posibles errores que puede estar presentando tu equipo y la forma de solucionarlo.

Sigue este enlace que te lleva hasta el sitio web:

https://files.support.epson.com/htmldocs/st23__/st23__ug6/trble_1.htm

Soluciona los problemas de tu impresora

Soluciona los problemas de tu impresora con esta guía de uso para aplacar las fallas más comunes que impiden el correcto funcionamiento del dispositivo.

Limpia los cabezales de tu impresora

Limpia los cabezales de tu impresora si el problema que esta presenta es que la impresión se realiza de forma irregular y desordenada. Puede que el resultado de tus documentos sea poco impecable y no apto.

Para solucionarlo, sólo necesitas llevar a cabo un proceso sencillo que no tomará demasiado tiempo en ejecutarse.

Cómo hacerlo:

  1. Ve al almacenamiento interno de tu computadora y busca el siguiente programa de control de tu impresora: Epson Printer Utility. También puedes acceder desde el panel de control en gestión de los dispositivos y hardware.
  2. Al aparecerte el menú de tu impresora, pulsa en limpieza de cabezales. Sigue a detalles las indicaciones que aparecerán en tu monitor.

Luego de que haya terminado de procesarse la limpieza de los cabezales, tu impresora comenzará de forma automática un test diagnostico de los inyectores para comprobar si ha sido efectivo el procedimiento anterior.

Puedes realizar este procedimiento cuantas veces desees y creas conveniente. Lo ideal es hacerlo y apagar el equipo por al menos unas 3 horas. Luego volver a imprimir y analizar los resultados del documento impreso.

Si este proceso es fallido y tu impresora no posee otra aparente falla, quizás cuente con cartuchos defectuosos y/o faltos de tinta y sea el momento para intercambiarlos por otro nuevo.

Verifica que los componentes no estén atascados

Verifica que los componentes no estén atascados en el interior de tu impresora. Puede suceder que el soporte que mantiene a los cartuchos se trabe o sea hora de cambiar la almohadilla de tinta de tu equipo.

También asegúrate de que no existan restos de papel atascado/mal colocado o los cartuchos no estén colocados de la forma correcta.