¿Cómo Cambiar el Punto de Vista De Una Fotografía con PicMonkey?

¿A las fotos les falta garra? ¿Cree que son insípidas y aburridas? ¿Qué se puede hacer para mejorar los colores de las fotos? Seguidamente, se dan algunos consejos sencillos para dar vida a las  imágenes, tanto durante la toma como en el procesado con el programa PicMonkey.

Calibrar la pantalla y el espacio de color

Si se  han impreso las fotos y no reflejan del todo lo que se ve en el monitor, se considera la posibilidad de calibrarlo. La segunda cosa que hay que comprobar es que, cuando se publiquen las fotos en la web, hay que asegurarse de guardarlas en el espacio de color correcto para Internet, el perfil sRGB.

Pasos de Photoshop  con el PicMonkey

En la barra de menú, se selecciona Edición > Convertir a perfil… > Espacio de destino > y se elige sRGB. Luego, se va a los pasos de Lightroom 5, 6 o CC (en los módulos Biblioteca o Revelar). Luego, se  selecciona una o varias fotos > haciendo clic con el botón derecho del ratón para abrir un nuevo menú. Luego, se selecciona > Exportar > luego en el submenú > seleccionar Exportar.

Abrir la pestaña > Ajustes de archivo

Se selecciona la configuración correcta > Espacio de color y seleccione > sRGB. Una vez completados estos ajustes, se conserva y se utiliza para futuras exportaciones hasta la próxima vez que se modifiquen estos ajustes.

Filtro polarizador

El filtro polarizador es conocido por su capacidad para reducir los reflejos. Es útil para eliminar el brillo y distinguir mejor las cepas que se entrelazan en el fondo del agua. También, para eliminar el brillo de las gotas de lluvia en una flor. Por ello, el filtro polarizador también puede enriquecer los colores de una foto.

La luz se refleja y los colores se suavizan

Por ejemplo, las plantas, en general, tienen un aspecto lustroso, más o menos notorio según la especie. La luz se refleja y los colores se suavizan. Si se tiene una planta en casa, uno puede tomarse dos minutos para observar su follaje, y notará el brillo blanco lechoso en el centro de las hojas. Pero, si añades este tipo de filtro, se reducirá ese brillo blanco de las hojas o de cualquier elemento vegetal, acentuando así los colores de las fotos de paisajes. Ya sea un día nublado, con sol brillante o con lluvia, un filtro polarizador es siempre una ventaja.

La luz

Tiene un impacto directo en el aspecto final de una imagen. Una foto tomada al amparo de un día nublado transmitirá colores monótonos, mucho menos vibrantes, y captará a nuestros ojos con menos ganas de colores ricos y saturados. En estas condiciones, la adición del filtro polarizador ayuda a resaltar más los colores. O bien, durante el pos-procesamiento, se considera la posibilidad de ajustar el contraste de la foto con la herramienta de curvas. Como se puede ver, el mejor momento para fotografiar es al principio o al final del día, cuando el sol está más bajo en el horizonte.