Para cambiar la dirección MAC de tu tarjeta de red en Linux puedes valerte de programas, aplicaciones y gestores de red, diseñados exclusivamente para sistemas operativos GNU/Linux como MACchanger o NetworkManager que nos permiten a través de un terminal, modficar la dirección MAC. Sin embargo, este proceso tan útil podemos hacerlo con mucha facilidad.

Guía fácil: para cambiar la dirección MAC de tu tarjeta de red en Linux

Cabe advertir que no todos los sistemas operativos admiten este tipo de cambios, esto es posible principalmente en las versiones más recientes o actualizadas. Asimismo, es menester informar que hay muchas maneras de llevar a cabo este proceso.

Comencemos por saber qué es en una tarjeta de red la dirección MAC: se trata de un número único utilizado para identificar cada tarjeta por parte del fabricante. Las direcciones MAC o en inglés MAC addresses no permiten ser cambiadas de forma física, es por eso, que el proceso consiste en hacer creer al sistema operativo que dicha dirección es la que estamos colocando.

Es el momento, así puedes cambiar la dirección MAC de tu tarjeta de red en Linux. Es hora de empezar, en primer lugar debes pulsar las teclas: Ctrl más Alt más T o ingresar en Aplicaciones seguido de Accesorios y después Terminal. De este modo, abrirás un terminal de Linux.

Acto seguido, debes verificar en tu equipo las interfaces de la red. Cada una de ellas se diferencia de las otras por contener una abreviatura inicial de pocas letras: las que empiezan por “eth”, pertenecen a la red ethernet; las comenzadas por “wlan”, forman parte de la red inalámbrica y por último, las que poseen la abreviatura “lo”, son parte de la red de loopback.

Ahora, puedes editar las interfaces de la red al modificar su archivo de configuración. Deberás indicar a cuál o cuáles interfaces de la red quieres que se les asigne una nueva dirección. Esto último, se logra al cambiar el nombre actual de la interfaz por el de la interfaz de red.

A continuación, procede a reiniciar las interfaces con el fin de aplicar todos los ajustes efectuados. Y no te preocupes, pues en caso de presentarse algún problema con el paso o etapa anterior, tendrás aun disponible la opción de rehabilitar la interfaz de red que habías inhabilitado. Y, como última opción, de ser necesario también podrás reiniciar el sistema.

Ya a punto de finalizar el proceso, nos hallamos en la fase de comprobación. Esto será un paso muy fácil y sencillo. Solo necesitas comprobar en el equipo las interfaces de red existentes. Allí constatarás que la dirección MAC sí ha sido cambiada, tal y como lo habías planteado.

Por una mejor conexión

Ahora tan solo con poner tu voluntad y tus manos a la obra en muy poco tiempo habrás terminado con éxito: el cambio de la dirección MAC de la tarjeta de red Linux. Disfruta, a partir de estos leves ajustes en el software, de un mejor funcionamiento de toda la red.