Cómo compartir juegos en Steam. En el tutorial de hoy de Parada Creativa, te vamos a contar cómo dejar que tus amigos utilicen tu librería de Steam para jugar a los videojuegos que tengas ahí.

Esto antes no era posible porque los juegos de Steam son archivos digitales que no se pueden llevar a casa de nadie, no se pueden transportar. Pero, si usamos la Steam Family Library Sharing estos archivos sí se pueden compartir de una consola a otra, sin necesidad de moverse.

Esta posibilidad, además, es perfecta para las familias con más de un hermano, porque sería absurdo tener que comprar el mismo juego para cada uno. Con esta biblioteca compartida de Steam, la persona con la que decidas compartir el juego solo tendrá que descargarlo y podrá jugar como si fuera suyo.

Pero, si todavía no sabes cómo funciona, lee a continuación:

Cómo compartir juegos en Steam paso a paso

Veamos cómo configurar esta biblioteca:

Paso a Paso

Para empezar, necesitas configurar e iniciar la Biblioteca Compartida de Steam.

Primero, asegúrate de que la protección de Steam Guard se aplica a tu cuenta, que puedes activarlo en la Configuración del menú Steam (está en la esquina superior izquierda; si lo tienes en inglés, pondrá Settings).

La protección Steam Guard puede activarse en la pestaña Cuenta (Account) de la ventana de ajustes.

Puedes empezar a activar los ordenadores de otras personas para que utilicen tu Biblioteca Steam activando Steam Guard.

Haz clic en el menú Steam y elige Configuración de Steam en el PC de un amigo o un familiar. Selecciona Familia en esta ventana y luego marca «autorizar a la biblioteca a compartir en este ordenador».

Cierra la sesión de tu cuenta Steam e inicia la sesión de tu cuenta Steam a través de tu amigo o familiar. Ahora puedes acceder a tu Biblioteca de Steam en tu propia página de Juegos. Sólo tienes que descargar y jugar a los juegos que te gustan.

Limitaciones de la Biblioteca Compartida

Existen limitaciones para compartir la Biblioteca Compartida. Sólo puedes compartir tus juegos con un máximo de 10 ordenadores. También puedes compartir tu biblioteca con un ordenador en concreto, en lugar de con una cuenta de Steam, por lo que solo se podrá jugar en ese ordenador, independientemente de la cuenta usada.

Lo más importante es que solo se puede usar esa biblioteca cuando el dueño no la esté usando. Esto significa que tus amigos y familiares no pueden utilizar tu colección aunque quieran jugar a un juego diferente del que estás usando mientras compartes tu biblioteca y juegas.

Steam también te da la prioridad cuando alguien usa tu biblioteca y, después, tú quieres jugar a un juego. La otra persona que utilice la biblioteca tendrá la posibilidad de comprar el juego o salir de la plataforma.

Y, por último, hay algunos juegos que no se pueden compartir. The Division es un buen ejemplo de ello; como es un juego de Ubisoft, aunque lo hayas comprado en Steam, realmente empieza con Uplay. Uplay no proporciona estas ventajas y por lo tanto no puede ser compartido.

Compartir la Biblioteca Familiar de Steam es una de las características más complejas y valiosas que ofrece Steam. Así que, aprovéchala bien y ofrece a tus amigos y familiares los juegos que ya te has comprado. Compartir es vivir, ya lo sabes.