¿Cómo conseguir el efecto seda en GIMP sin filtros ni trípode? En nuestro tutorial de hoy te mostramos de forma rápida y sencilla cómo lograr el efecto seda sin necesidad de hacer uso de filtros ni trípode. Para esta ocasión vamos a recurrir al programa de edición de imágenes conocido como GIMP.

Ciertamente existen muchas técnicas y trucos que podrían ayudarnos a conseguir el efecto seda de manera fácil, sin embargo uno de los métodos más rápidos es haciendo uso del programa GIMP, considerado como uno de los más completos en cuanto a edición de imágenes.

Pasos para conseguir el efecto seda en GIMP

Hay muchos efectos que valen la pena destacar al momento de tomar una fotografía, sin embargo el efecto seda es quizás uno de los más interesantes y difíciles de conseguir. Se trata de ese difuminado que vemos en el agua en algunas imágenes. En vez de verse nítida, se aprecia como si el agua fuese pintura o neblina.

Paso 1: Toma una foto adecuada

Antes de entrar en el proceso de edición es importante que sepamos cómo vamos a tomar la fotografía con la que deseamos conseguir el efecto seda. Es necesario que la cámara esté correctamente configurada, tanto en velocidad, apertura e ISO.

Luego de tener la cámara configurada lo que harás será tratar de mantener siempre la misma posición y proceder a sacar unas 10 o 12 fotografías continuas.

Paso 2: Abre GIMP

Después de tomar las fotografías nos vamos directamente hasta GIMP, el programa de edición de imágenes que utilizaremos en esta oportunidad. Cuelga todas las imágenes y selecciona la que más te guste para que sea la capa fondo.

Luego vas a agrupar el resto de imágenes. Para eso lo único que debes hacer será seleccionarlas y arrastrarlas para que queden en capas sucesivas, es decir capa 1, capa 2, capa 3 y así sucesivamente.

Paso 3: Haz clic en “Edición”

Ahora deberás seleccionar todas las capas y luego vas a presionar sobre el botón “Edición” y paso siguiente pulsas en “Alinear capas automáticamente”. Lo próximo que harás será recortar para poder emparejar los bordes.

Paso 4: Elige capa por capa

Aquí viene realmente lo interesante. Tendrás que ir seleccionando cada por cada y posteriormente harás lo siguiente: La capa 1, que es la de fondo, la dejo tal cual como está, sin embargo al resto de capas voy a bajarle la opacidad en esta proporción:

  • CAPA10: 100/10 = 10%
  • CAPA 9: 100/9 = 11%
  • CAPA 8: 100/8 = 13%
  • CAPA 7: 100/7 = 14%
  • CAPA 6: 100/6 = 17%
  • CAPA 5: 100/5 = 20%
  • CAPA 4: 100/4 = 25%
  • CAPA 3: 100/3 = 33%
  • CAPA 2: 100/2 = 50%
  • CAPA 1: 100/1 = 100% (Fondo)

Paso 5: Efecto seda logrado

Luego de seguir cada uno de los pasos que te hemos descrito anteriormente habrás podido lograr el efecto seda sobre tu fotografía y sin necesidad de recurrir a ningún filtro o trípode en especial.