¿Cómo conseguir fácilmente el efecto Orange Teal con GIMP? Lograr el efecto Orange Teal con el programa de diseño gráfico Gimp no es tan difícil como muchos pueden imaginar. En este tutorial te vamos a enseñar cuáles pasos debes seguir para conseguir fácilmente este efecto en tus fotografías.

El efecto Orange Teal es uno de los más utilizados en la actualidad, no solo en videos sino también en fotografías. Consiste básicamente en graduar las imágenes en una paleta simplificada donde las sombras adquieren una tonalidad azul y las luces un tono más naranja.

Pasos para conseguir el efecto Orange Tea con Gimp

La verdad es que este efecto tiene muchos detractores, sin embargo es uno de los que más se está utilizando en estos momentos. Hay quienes consideran que se está abusando cada vez más de él en las producciones audiovisuales, aunque es ideal para conseguir impactantes atardeceres en nuestras fotografías.

Paso 1: Abre el programa

Lo primordial que debemos hacer será abrir el programa Gimp en nuestro computador o dispositivo donde lo hayamos instalado. Seguidamente pulsamos el botón “Archivo” y luego en “Abrir” para seleccionar la fotografía a la que deseamos aplicar el efecto Orange Teal.

Paso 2: Usa la herramienta “Curvas”

Una de las maneras más fáciles de conseguir el efecto Orange Teal en nuestras fotografías es a través de la herramienta “Curvas”. Gracias a ella podemos utilizar curvas para lograr este efecto.

La herramienta “Curvas” permite la posibilidad de trabajar en tres canales diferentes: rojo, verde o azul. Si deseas conseguir los otros colores en el espectro, simplemente tendrás que mezclarlos, agregando o quitando varias cantidades de rojo, verde o azul.

Paso 3: Haz clic en “OK”

Tendrás que ir moviendo la curva de la herramienta hasta conseguir el efecto que estás buscando. Después de estar satisfecho con el resultado, simplemente vas a pulsar el botón “OK” para guardar los cambios realizados.

Otra alternativa para conseguir Orange Teal

Existe otra manera de conseguir el efecto Orange Teal en nuestras fotografías a través del programa GIMP. Consiste en utilizar la herramienta “Tono-Saturación” incorporada en este software.

En primer lugar debemos seleccionar una fotografía en la que se pueda aplicar este tipo de efecto, por ejemplo una escena de playa. Luego de tener la imagen seleccionada nos vamos a dirigir hasta la herramienta “Colores” y ahí debemos elegir la opción “Tono-Saturación”.

Ahora tendrás que pulsar sobre la opción “Rojo” y maximiza el control deslizante Superposición. Seguidamente deberás realizar los ajustes en el tono y la saturación de los rojos. Después vas a escoger la opción “Azul” y harás los ajustes de matiz y saturación para los azules.

Guarda los cambios

El programa Gimp ofrece la posibilidad de guardar el ajuste como un preajuste, de esa manera no tendremos que hacer todos los pasos cada vez que deseamos aplicar este efecto a una fotografía.

Lo que vamos a hacer será pulsar sobre el ícono Más que aparece al lado de los ajustes preestablecidos. Debes tomar en cuenta que la configuración en ocasiones no tendrá el mismo resultado en todas las fotos, ya que cada imagen tiene tonalidades distintas.