¿Cómo conseguir fotos de grupo perfectas con Pixlr Editor? Por medio de este editor se logran distintos métodos, para que nuestras fotos en grupo salgan de una forma bastante adecuada. Dado que a veces resulta difícil que todos los integrantes del grupo salgan correctamente al disparar la cámara. Esto puede ser corregido con el método denominado cambio de cabezas de la herramienta editor. Veamos de qué se trata.

¿Por qué utilizar el método de cambio de cabezas?

No siempre tendremos suerte de que en las fotos las personas se vean bien. En las fotos familiares grupales, no tendremos modelos que sepan posar. Especialmente en grupos grandes, además, cuando el grupo está celebrando, es difícil que la gente esté al pendiente de la foto.

En algunos casos veremos extremidades moviéndose en el momento de tomar la foto, nuestra boca abriéndose, nuestros ojos medio cerrados o cualquier otro detalle que haga que la foto sea irrelevante para lo que estamos mirando. Sin embargo, con la herramienta de intercambio de cabezas, puede modificar algunos detalles para que la imagen sea lo más hermosa y atractiva

Pasos para que las fotografías queden adecuadas

En este sentido, vamos a exponer los pasos previos para que nuestras fotografías queden lo más natural y atractivas posible, a la vista de las demás personas. Para ello pasamos a determinar algunos pasos necesarios.

Realización de las fotos

Por tanto, la situación ideal es disparar constantemente, o al menos disparar con frecuencia. No tienes que disparar en un trípode, solo trata de no cambiar el encuadre con demasiada frecuencia. Además, dígale al equipo que tomará varias fotos para que no se muevan demasiado entre una foto y otra.

Fusión de las fotografías

En primer lugar, observaremos la totalidad de las fotos que se han hecho y posteriormente ubicamos la que más personas tenga. Abrimos la misma en Pixlr Editor, a partir del menú Archivo/Abrir o arrastrándola de manera directa desde la carpeta al programa.

Si disparaste en RAW es importante que apliques exactamente los mismos ajustes a todas las fotografías al revelarlas, debido a que es mejor que todas tengan el mismo aspecto, iluminación, color, contraste, para que la fusión no se vea.

Selección de la cabeza

El seleccionar la cabeza resulta el procedimiento más sencillo de todo el trámite, ya que no requiere de un recorte específico. De hecho, nos va a convenir lo contrario, recortar de más para luego tener más margen para fusionar la cabeza con la foto central. De esta manera, cualquiera de las opciones de selección básica, como el lazo, el lazo poligonal o la selección de marco circular, selecciona la cabeza de la persona sin darle ajuste excesivo en el borde.

Colocación de la cabeza en la foto original

Lo primero que tendremos que hacer será colocarla exactamente en la misma posición que la cabeza original. En este sentido, debemos de bajar la opacidad de la misma a partir de la ventana y opción capas, esto para visualizar la posición original de la cabeza y así colocar la nueva sobre la misma de forma apilada.

Para el proceso anterior, podemos tener como guía los ojos, la nariz o la boca, debemos colocarlos sobre la misma área. Cuando ya tengas la cabeza bien fija, recordemos de nuevo subir la opacidad de la capa al cien por ciento.