¿Cómo crear tareas recurrentes en Asana? Las tareas recurrentes son realmente útiles durante la jornada de trabajo, ya que nos facilitan tener que crear la misma tarea una y otra vez, por lo tanto, observar cuáles son aquellas recurrentes es importante para poder categorizarlas de esa manera. Pero lo veremos a profundidad más adelante.

Una vez que hemos conocido las bondades de crear tareas recurrentes, podemos determinar una serie de ellas para que el equipo acceda rápidamente. Esto es posible mediante plantillas que podemos incorporar de la misma forma en el proyecto para que la tarea recurrente se haga más fácil.

Recuerda las tareas

Al momento de determinar cuáles son las tareas recurrentes, podemos comenzar a compartir las plantillas de dicha tarea, con la intención de facilitar usarlas y sobre todo, crear la actividad. Veamos algunas de las ventajas que podemos sacar cuando una tarea se hace recurrente:

  • Al indicar que se trata de una tarea recurrente, no se olvidará hacerla cuando sea el momento indicado de llevarla a cabo.
  • Se podrán guardar plantillas para esas tareas con el fin de agilizar el trabajo, en caso que esas tareas se hagan un día específico de la semana, del mes o del año.
  • El equipo tendrá acceso al recordatorio de la tarea recuente.
  • Se puede determinar qué función cumple cada tarea, cuándo debe realizarse, qué información debe proporcionar.
  • Funcionan como recordatorios.

Ejemplos de tareas recurrentes

En caso que necesites tener una idea de cuáles serían los casos en los que se puede emplear una tarea recurrente, pues; es sumamente sencillo, ya que se trata de aquellas tareas que se hacen en un tiempo específico y que cumplen una función recordatoria. Veamos cuáles son esos ejemplos:

  • Determinar un acontecimiento importante: puede ser un cumpleaños, vacaciones, alguna fiesta en ocasión de fechas célebres. Eventos, entre otros.
  • Manifestar el cumplimiento de una tarea específica: reportes de cada cierto tiempo, específicamente.
  • Hacer ciertas actividades de recreación o incluso, determinar algún tipo de curso o taller; dentro del horario de la jornada de trabajo.

Estas son algunas de las sugerencias que podemos tener en cuenta al momento de realizar las tareas recurrentes. Y con esto, seguramente, gestionaremos de forma ordenada, el cumplimiento de las mismas.

Notifica a tu equipo sobre las tareas recurrentes en Asana

Al momento de crear una tarea recurrente, tu equipo se dará por enterado, ya que todos podrán tener acceso a la notificación de la tarea. Podrás especificar a qué miembros va dirigida la tarea y determinar el tiempo de prioridad de la misma. Es por ello que, siempre que lo desees, cada participante, podrá resolver la tarea conforme se haya establecido.

Asana: que tu equipo cumpla sus tareas

Cuando se trata de mostrar evidencias una vez que se ha cumplido la tarea, dependerá de lo que se especifique que debe demostrar. Es por ello que, en la descripción de las tareas, es recomendable que todo esto vaya especificado. Recuerda usar títulos, o imágenes, para determinar la manera correcta de resolver la tarea que se ha creado para los otros miembros.