¿Cómo definir una prueba con más de una alternativa? Las pruebas en la programación y ejecución adecuada de los software resultan de gran importancia para los propios usuarios. Es por ello que el artículo que vamos a desarrollar nos trae un tema de gran interés sobre este y otros puntos.

¿Cómo definir una prueba con más de una alternativa?

El control en cuanto a la calidad del software, trae aparejado una serie de procedimientos a través de los cuales se logra la aplicación de variedad de pruebas, con el objetivo de verificar el punto de vista estático y la denominada caja blanca. Esto quiere decir los lugares más recónditos del análisis del software a través de códigos fuente de este.

En este sentido lograremos la ubicación de distintas opciones escritas en software libre, de código abierto o de manera privada. Dichas herramientas pueden ser utilizadas como distintas modalidades de prueba a una misma vez o con más de una alternativa, un ejemplo de ellas son las siguientes:

  • Herramientas de gestión de pruebas.
  • Pruebas funcionales.
  • Herramientas para pruebas de carga y rendimiento.

Clasificación de las pruebas según lo que verifican

En cuanto a este punto es importante destacar que entre las pruebas se encuentra una división importante, las cuales pasaremos a determinar a los efectos de darlas a conocer a los usuarios y lectores que hacen uso de los diferentes software existentes.

1.- Pruebas funcionales

Este tipo de pruebas están caracterizadas en el procedimiento de revisión, ejecución y retroalimentación de funciones, que son diseñadas de forma previa para el propio software.

2.- Pruebas no funcionales

El objetivo de este tipo de pruebas es la veracidad de los requisitos en cuanto a datos o requisitos que se utilizan para dar crédito a las operaciones del sistema o software. Un ejemplo de ello es el acceso, disposición uso, mantenimiento, rendimiento y seguridad.

Niveles de las pruebas

El procedimiento de las pruebas funcionales, puede ser descrito como el que se especializa en la comprobación desde el inicio y en el nivel más bajo, integrando y probando de manera pausada y detenida de cada componente, logrando de esta forma un sistema absolutamente comprobado en todas las áreas.

De acuerdo a lo antes expuesto, es por lo que se mantiene que existen diferentes niveles de pruebas. El comienzo se realizará por las unitarias, integración, del sistema, humo, alpha, beta y por último las de aceptación.

Otros tipos de pruebas

1.- Pruebas estáticas

Sobre este término se trata de las realizadas sin la ejecución del código de aplicación. Se refieren al chequeo de documentos, debido a que no existe ejecución de código, ello dado que se podrán efectuar las denominadas «pruebas de escritorio», que buscan el seguimiento de flujos de aplicación.

2.- Pruebas dinámicas

Este modelo de pruebas permiten la utilización de normas técnicas de caja blanca y negra, de una forma más extensa. Se logra de igual manera y dada la naturaleza dinámica del proceso de las pruebas, se da la posibilidad de calcular de manera más precisa, cómo se comporta la aplicación en desarrollo.