Cómo enfrentarte a los Guardianes en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Hay multitud de criaturas diferentes que te puedes encontrar a lo largo del juego, son muy especiales y complicadas. Los más famosos son los Guardianes, que son gigantes mecánicos con un cierto parecido a las arañas por su aspecto. Son visibles desde una distancia prudente para que puedas evitarlos fácilmente. Si decides enfrentarte a ellos puedes obtener un botín muy importante.

Cómo enfrentarse a los Guardianes en The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Es posible enfrentarse a los Guardianes con métodos clásicos, simplemente atacándolos con armas o usando el arco pero hay un método mucho más rápido para poder vencerlos. Es un proceso que no es muy fácil de dominar desde el primer intento pero que una vez entendido completamente es una verdadera bendición.

Tan pronto como te encuentres con un guardián, pasarán unos cinco segundos antes de que comience a apuntar a su ataque láser y descargue un rayo fuerte que podrá matarte de inmediato, a menos que seas bastante poderoso. Usando la parada del rayo láser, podrás infligir mucho daño al enemigo, derrotando inmediatamente a los Guardianes destruidos y no móviles. Para poder entender cuál es el mejor momento para realizar la parada, párese frente al Guardián con el escudo levantado y espere a que su láser se bloquee (emitirá un pitido).

Antes de que llegue el rayo real, el Guardián comenzará a acumular energía alrededor de su ojo. Cuando comience a acumularse será el momento de presionar A para parar.

La ventana de tiempo es muy ajustada, pero con el tiempo adecuado podrás reflejar el rayo láser infligiendo mucho daño al enemigo. En caso de que no tenga éxito en esta técnica, puede aprovechar objetos como el Escudo del guardián (que se puede obtener en el santuario Soh Kofi ), capaz de reflejar el láser del Guardián automáticamente. O usa las Flechas Antiguas que pueden eliminar al Guardián con un solo disparo.

 The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Cómo obtener una armadura antigua The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Más allá de aprender a acercarse a estos enemigos, enfrentarse a los Guardianes es útil porque te permiten recolectar algunos elementos realmente útiles. Estamos hablando de material catalogado como Antiguo, elementos que se pueden vender por una cantidad considerable de Rupias pero que también son fundamentales para las actualizaciones de la Tableta Sheikah en el Laboratorio Tecnológico Antiguo Hateno o para la Armadura Antigua en el laboratorio Akkala, que sin embargo también necesita un gasto considerable en rupias.

Esta armadura es, en efecto, uno de los mejores equipos de Breath of the Wild y cada pieza también tiene la característica de poseer la Resistencia Guardiana.  La estadística defensiva para cada pieza es 4 y se puede aumentar a 28 mediante varias actualizaciones. Si estás usando todo el conjunto y la armadura se ha mejorado dos o más veces, también hay un beneficio que aumenta el daño con cualquier arma del tipo antiguo, armas que se pueden obtener, por ejemplo, dentro de los Santuarios, eliminando a los Guardianes más pequeños.

Cada pieza de armadura cuesta 2000 rupias y requiere varios materiales antiguos. ( 20 engranajes antiguos, 5 ejes antiguos y 3 núcleos antiguos ) para fabricar.

 The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Gracias a lidiar con estos Guardianes podras aprender a lidiar mejor con los otros enemigos que te encontrarás en el juego, más concretamente, en el interior del castillo de Hyrule que es dónde se termina el juego. Así que puedes evitar algunos si no te sientes preparado para la batalla, pero cuantos más derrotes más habilidad adquieres para poder acabar el juego.