Cómo funciona Game Boost de la PS5. Con la llegada de la PS5, muchos se preguntarán acerca de su funcionamiento y sobre si será compatible con los juegos de las versiones anteriores. La buena noticia es que sólo 10 juegos de la era PS4 no son compatibles con el lanzamiento de la consola de nueva generación.

Además, se ha desvelado un modo especial llamado Game Boost que, si lo aplican los desarrolladores de forma individual, les permitirá aprovechar la potencia adicional que proporciona el hardware de PlayStation 5 para conseguir notables mejoras de rendimiento. Pero, ¿cómo funciona Game Boost de la PS5 y cuáles son esas mejoras?

En el post de presentación del modo en el Blog de PlayStation, se parte de la premisa de que «los títulos de PS4 serán aún mejores en PS5».

«Algunos títulos de PS4 disfrutarán de velocidades de carga aún más rápidas en PS5 y también se aprovecharán de Game Boost, con velocidades de fotogramas mejoradas o más estables. Algunos títulos con velocidades de fotogramas desbloqueadas o resolución dinámica hasta 4K pueden ofrecer una mayor fidelidad.»

Sony también ha aclarado que los juegos de PS4 podrán aprovechar algunas de las características de la experiencia de usuario de PS5, posibles gracias a la interfaz aún no desvelada, y que más adelante se darán más detalles sobre este tema.

Aunque PlayStation 5 permitirá transmitir títulos retrocompatibles a través de Remote Play y PlayStation Now, no disfrutarán del modo Game Boost aunque el desarrollador lo admita.

Por el momento, sólo una casa de software ha anunciado que se unirá a Game Boost, y es Sucker Punch con Ghost of Tsushima.

La tasa de fotogramas de la aventura de acción en mundo abierto pasará de los 30fps actuales (incluso en el modo Rendimiento de PS4 Pro) a una solución desbloqueada hasta un máximo de 60fps y una carga aún más rápida.

Se espera que la lista se alargue, pero no es descartable que, como ocurrió en PS4 Pro, esas mejoras lleguen para cada juego sin grandes alardes.

Mientras tanto, alguien ya sueña con un Bloodborne a 60fps, un objetivo que, sobre todo teniendo en cuenta lo que se ha hecho con el remake de Demon’s Souls, parecería realmente al alcance de la mano.

Desde la primera mención de Game Boost se habló de Final Fantasy XV y de otros dos soulslike como papables de mejoras significativas en la tasa de frames.