Saber, ¿cómo funciona un VPS? Esta es una pregunta que seguramente ya te habrás hecho en alguna ocasión. Sin embargo, existen otros detalles, todos muy importantes que también deberías saber. ¿Qué significan estás siglas? ¿Qué es realmente un VPS? ¿Para qué puede servirte?

¿Qué es y cómo funciona un VPS?

Un VPS es un: servidor virtual o servidor privado  virtual. Sus siglas representan la abreviatura del término inglés: virtual private server. Su nombre proviene directamente de su significado, un VPS es: un método de obtención de distintos servidores virtuales, surgidos a partir de la partición de un servidor físico, en donde los servidores virtuales pasan a cumplir funciones de servidor.

Un VPS actúa ejecutando tareas de servidor y dando la impresión de que todos esos procesos se están ejecutando desde una sola máquina o servidor. Además, proporciona opciones de alojamiento web entre otras labores propias de un servidor convencional.

¿Para qué sirve un VPS?

Entre las actividades más atractivas destaca la posibilidad de instalación de sistemas operativos, con muy pocas restricciones; es decir, permitiendo muchas libertades al momento de trabajar con ellos. Normalmente, los servidores virtuales son una opción muy apropiada para aquellos sitios web que poseen un nivel de tráfico medio.

Tipos de VPS

Básicamente, existen cuatro tipos de VPS. Está clasificación obedece a su arquitectura, lo que indica, la forma en que están implementadas estas soluciones. El primero de ellos es el de “punto único de fallos”: es una opción económica y en él todo corre sobre un solo servidor.

La segunda opción se trata de un VPS sobre clústers. Esta opción es un poco más avanzada pues corre sobre varios servidores. Entre sus atractivos ofrece la auto recuperación y el auto restablecimiento, aspectos que desarrolla en muy pocos minutos. Este VPS Resulta ideal para empresas.

La tercera opción se trata de un VPS que funciona sobre dos tipos de clústers, HA y DRS. Estos incorporan el servicio de balanceo para las cargas. Pues en caso de que surjan inconvenientes a cualquier nivel, los clústers de forma automática realizan los ajustes necesarios.

La cuarta y última opción es un VPS que incluye tolerancia a fallos. En sistemas críticos este resulta ideal, funciona creando un servidor idéntico y manteniendo a ambos encendidos con los mismos datos, realizando las mismas tareas de escritura de datos, de modo que ambos guardan la misma información. En caso de fallos el sistema no sufre ningún daño y genera otro respaldo.

Beneficios de utilizar un VPS

Ya sabes cómo funciona un VPS. El hosting VPS es cada día más popular. Utilizar un servidor virtual  resulta mucho más económico que  emplear un servidor convencional. Saber cómo funciona un VPS te permitirá mayores libertades y mucha seguridad.

Los VPS garantizan que tu cuenta permanezca aislada sin compartir recursos con otros usuarios dentro del servidor. Asimismo, te permiten tener garantizados los recursos relacionados al espacio como CPU, RAM o tráfico. Esto se traduce en un servicio mucho más seguro y estable donde alojar tus proyectos en la web.