Una fotocopiadora permite reproducir de manera muy rápida una información escrita, este aparato es de suma importancia en toda empresa o cualquier otro ambiente laboral, debido a su importancia te indicaremos aquí en este artículo cómo funciona una fotocopiadora y datos relevantes sobre este periférico.

cómo-funciona-una-fotocopiadora-1

¿Qué es y cómo funciona una fotocopiadora?

Las fotocopiadoras son unas máquinas que permiten realizar copias de documentos principalmente en hojas de papel de una forma muy rápida y económica.

Una fotocopiadora representa un gran logro del hombre, el cual permite la reproducción de información en cortos periodos de tiempo, ya que anteriormente la única forma de reproducir alguna información era transcribir de forma manual.

Historia de la fotocopiadora

En el año 1938, el famoso físico estadounidense Chester Carlson inventó un sistema especial que permitía reproducir documentos en hojas, pero dicho invento en su momento no tuvo aparición en el mercado, sino que fue hasta diez años más tarde que este se comercializó y las personas pudieron obtener la primera fotocopiadora cuya marca era Xerox.

Chester Carlson no logró despertar el interés por su invento, siendo esta la causa por la cual se tardó 10 años la comercialización de este importante invento.

Pero a pesar de dichos inconvenientes, Carlson logró convencer a una pequeña empresa familiar llamada Haloid Company que comprara la patente de la fotocopiadora. Entonces Haloid Company fabricó la primera fotocopiadora en el año 1947, dicha empresa más adelante pasó a ser Xerox.

La fotocopiadora aportó como principal beneficio, la posibilidad de realizar varias copias de un documento en hojas, de manera más rápida, sencilla, sin necesidad de requerir del uso de complicados procesos químicos tal como es el caso de la fotografía.

Cómo funciona una fotocopiadora electrostática

Vamos a entender el proceso de cómo funciona una fotocopiadora electrostática, de manera sencilla con los siguientes pasos:

Dicho proceso de fotocopiado, empieza al colocar el documento a fotocopiar sobre una placa de vidrio o área plana, limpia y transparente, comúnmente ubicada en la parte superior del dispositivo.

Es importante que, la placa donde se colocaran los documentos que se desean fotocopiar este limpia y sin ninguna mancha, ya que cualquier medio externo puede dañar la apariencia del documento fotocopiado, porque el documento resultante del fotocopiado no solo mostrará la información deseada sino también un imperfecto ocasionado por una mancha o polvo que estuvo en la placa durante el proceso de fotocopiado.

Para comprender el proceso de cómo funciona una fotocopiadora por dentro, es importante resaltar que se origina debido a un proceso físico básico de la atracción de las cargas opuestas, y para que se cumpla es necesario la electricidad estática.

Posterior a la colocación del documento a copiar, un veloz haz de luz lo recorre, esta luz se proyecta gracias al sistema de lentes y el cual se enfoca sobre las áreas blancas del papel e incide sobre el rodillo tambor inferior.

La superficie del rodillo tambor, la cual está revestida por una capa fotoconductora, es la encargada de cargarse de electricidad estática positiva.

Al proyectarse la imagen sobre el rodillo, las zonas oscuras no expresan la luz, permaneciendo la carga positiva; en las demás zonas, donde incide la luz la carga positiva se neutraliza.

Seguidamente un pigmento seco de carga negativa llamado tóner se extiende sobre toda la superficie del tambor y quedando adherido en las zonas que almacenan la carga positiva de esta forma se genera una imagen idéntica al documento.

Gracias a un proceso de transferencia, el tóner es extendido en el rodillo o tambor al papel. Esta transferencia del tóner se lleva a cabo cuando la hoja de papel pasa por la unidad llamada corona, quien es la encargada de someter la carga negativa realizada por el tóner sobre la hoja.

Finalmente, el rodillo fusor es el encargado de aplicar calor para fundir y fijar el tóner sobre la hoja y de esta manera queda finalizada la impresión.

Si te pareció interesante el presente artículo, te invitamos a leer nuestro post sobre Cómo hacer fotocopias a doble cara, ingrese al enlace antes mencionado para conocer esta excelente técnica de fotocopiado.

Consejos para un buen funcionamiento

Es importante conocer cómo funciona la fotocopiadora, para poder dominar la siguiente información, la cual es de mucha utilidad al momento de lidiar con cualquier problema o inconveniente con una fotocopiadora en una oficina.

Es relevante resaltar que las fotocopiadoras están compuestas por una gran cantidad de elementos y que muchas de estas son móviles y pueden presentar desgaste con el uso.

También es recomendable tener presente que dichas piezas necesitan un uso cuidadoso, por lo que no es aconsejable que reciben maltratos. Para la correcta reparación de una fotocopiadora es indispensable acudir al personal técnico especializado para no ocasionar más daños a dicho periférico de salida.

Las fotocopiadoras son unos equipos muy eficientes y confiables. Sin embargo, hay ciertos datos importantes a considerar para evitar inconvenientes que logren causar daños al equipo entre los que podemos mencionar:

  • Si presenta un atasco del papel, lo recomendable es extraer el papel utilizando la misma dirección natural de la hoja como su guía.
  • Nunca jales de manera brusca la hoja atascada.
  • Se debe mantener limpia la unidad.
  • El equipo debe estar conectado a un protector de tensión y picos de electricidad.
  • No dudes en contactar con un servicio técnico especializado de ser necesario.
  • Utiliza única y exclusivamente productos recomendados por el fabricante, evita usar consumibles como un tóner de dudosa naturaleza para evitar daños irreparables al equipo.

Los atascos de papel representan el inconveniente más común que presentan las fotocopiadoras en una oficina, por lo tanto, a continuación, te mencionamos algunos puntos a tomar en cuenta antes de utilizar una fotocopiadora:

  • Compruebe que las hojas siempre estén completamente secas, ya que la humedad incrementa los atascos.
  • Mantenga limpias las ruedas de alimentación en la parte interna de la máquina, realice la limpieza con la ayuda de un paño seco.
  • Utilice hojas de buena calidad. La gran mayoría de los atascos se debe principalmente a la mala calidad del papel.
  • No solo es importante verificar la humedad, sino también que las hojas no están arrugadas ni dobladas, ya que también son unas de las principales causas de atasco de las fotocopiadoras.
  • Para finalizar es importante resaltar que, para alargar la vida útil de una fotocopiadora, es recomendable no utilizar hojas recicladas o previamente usadas, no solo porque contienen mayor cantidad de humedad sino también de polvo.