Cómo instalar Windows XP en un disco SATA. La instalación de Windows XP en un disco duro Serial ATA no es una tarea fácil ya que el sistema no reconoce los controladores SATA de la placa base al inicio. El Windows XP Pro SP2 gestiona los controladores SATA un poco mejor, pero esta entrada de la base de conocimiento también se puede aplicar en casos en los que no se reconoce el controlador.

Cómo instalar Windows XP en un disco SATA paso a paso

Primero: conocer el modelo de placa base

En primer lugar, debe obtener la última versión estable de los controladores Serial ATA de la placa base. Para esto, es esencial conocer su modelo exacto. Si todavía tiene los manuales, puede consultarlos para identificar la marca y el modelo; de lo contrario, existen herramientas que pueden identificar el material.

Segundo: descargar controladores SATA

Visite el sitio web oficial del fabricante para obtener la referencia exacta de la placa base, y luego descargue los controladores del controlador Serial-ATA de la placa base y guárdelos en un disquete (si tiene la unidad de disquete) después de hacer un desempacando.

Cómo instalar Windows

Hay dos posibilidades:

¿Tiene un lector de disquete?

Después de ajustar el BIOS para iniciar preferiblemente desde la unidad de CD-ROM o DVD-ROM, inserte el CD de instalación de Windows y siga los pasos de instalación de Windows XP.

Cuando Windows lo solicite (se muestra en la parte inferior de la pantalla), presione el F6 para proporcionar controladores de terceros que le permitirán acceder al disco duro Serial ATA.

No tienes un lector de disquete

En este caso, deberá integrar los controladores del controlador SATA siguiendo este consejo, que debe descargar y descomprimir de antemano en el CD de Windows XP. De esta manera, XP puede reconocer sus unidades SATA.

Solución alternativa

Si no puede encontrar los controladores SATA correctos, o si no funcionan para usted, hay una última solución: deshabilite el modo SATA desde el BIOS. Esto solo puede ralentizar el rendimiento de su disco duro.

Acceda a la configuración de Bios.

Explore el BIOSy busque la opción para deshabilitar el modo SATA.

Guardar opciones de BIOS y reiniciar la instalación de Windows XP.

Si no encuentra esta opción, a veces una actualización del BIOS Puedes agregarlo.

Nota: Si desea instalar XP en el arranque dual con Vista, deshabilitar el controlador SATA a veces puede causar un mal funcionamiento de Vista. Idealmente, asegúrese de que Vista funcione justo antes de comenzar a instalar XP.