Todos en algún momento de nuestras vidas nos ha tocado jugar al monopoly tradicional. Sin embargo, con el pasar de los años empresas en todo el mundo han estado fabricando nuevas y mejores versiones de este juego. Una de dichas versiones es Monopoly Empire ¿Te gustaría aprender a jugar Monopoly Imperio?

Llegaste al lugar correcto, puesto que aquí te diremos todo lo que necesitas saber para que aprendas a jugar a este maravilloso e interesante versión del monopolio. Al menos conocerás las nociones básicas del juego.

¿Qué debes saber para aprender a jugar monopoly imperio?

1.       Debes configurar el juego

Con esto nos referimos a que tienes cumplir con una serie pasos que te permitirán armar el juego para poder comenzar la partida en Monopoly Imperio. El primeo de ellos, es la verificación de los componentes. Esto no es más que cerciorarse que todos los componentes estén completos. Entre estos, podemos mencionar:

  • Tablero de juego
  • Las torres
  • Las 6 fichas de juego
  • Las baldosas de Billboard (30 en total)
  • Los azulejos de ofician
  • Las cartas de causalidad
  • Los dados
  • El dinero del monopolio (importante que esté completo)
  • Las cartas de imperio

Luego de esto, tienes que colocar todo en el lugar correspondiente. Además, es sumamente importante que el tablero del juego esté ubicado en un sitio donde todos los jugadores tengan fácil acceso a ello.

Así pues, también deberás barajar muy bien las cartas que se utilizarán en el juego. Esto tiene que hacerse tanto para las cartas de azar, como las cartas de Imperio. Desde este punto en adelante, tienes que asegurarte que las baldosas de carteles de marca, estén bien clasificados y que estén en el lugar debido en el tablero.

2.       Ubica las fichas y los componentes del juego dentro del tablero

Con esto nos referimos a que debes colocar tanto las baldosas de Water Works y Electric Company dentro del tablero y justo en el lugar que correspondente. Si no sabes dónde colocarlas, es muy fácil porque en todo el tablero, existen 4 espacios en donde se especifica dónde va cada elemento.

Eso sí, las fichas que pertenecen a la oficina, así como los dados que se utilizan para el juego, tienen que estar fuera del tablero siempre. Del resto, todas las fichas a excepción de estas no irán dentro del tablero.

3.       Debes elegir solo un jugador para que sea el banquero

El banco no se puede gestionar solo. Y es gracias al banco que los demás jugadores pueden simular parte de las operaciones financieras que se hacen en la vida real. Por ello, uno de los tantos jugadores tiene que hacer el rol de banco.

4.       Todo jugador debe tener dos cartas de Imperio más una torre

El juego siempre va a iniciar con cada jugador poseyendo dos cartas de imperio y una torre. Eso sí, nadie puede conocer el contenido de las cartas de los otros jugadores. Y para poder usar estas cartas, tienes que esperar a que sea tu turno para poder emplearlas. Ten presente que el objetivo del juego siempre será convertirse el primero en llenar la torre con vallas publicitarias.