Cómo limpiar tus AirPods. ¿Te preocupa cómo puedes mantener limpios tus Airpods de Apple? Los auténticos auriculares inalámbricos de Apple han sido diseñados como un práctico compañero para el día a día -ya sea que los uses en el gimnasio, en tus viajes o simplemente para hacer ruido a tus colegas-, pero si los mantienes en tus oídos y los llevas a todo tipo de áreas públicas, es posible que se ensucien un poco.

La desventaja del color blanco de los AirPods es que si no se limpian bien, puede empezar a verse sucios bastante rápido, especialmente en la parte superior, se puede detectar cualquier acumulación de suciedad un poco más rápido que en otros auriculares inalámbricos.

 

Puede ser difícil saber cómo limpiar mejor tus AirPods, dado que no son resistentes al agua y no son precisamente baratos. Por eso hemos elaborado esta guía en Parada Creativa para limpiar tus AirPods sin dañar tus valiosos auriculares inalámbricos.

 

¿Cuál es la mejor forma de limpiar tus AirPods?

Debes limpiar las carcasas exteriores y los tallos de tus AirPods «utilizando un paño suave, seco y limpio» y «asegurándote de que no hay líquido en las aberturas», según dice Apple.

Es importante evitar el uso de materiales abrasivos, y eliminar la suciedad a diario sin ningún agente de limpieza o agua.

Apple recomienda el uso de un «bastoncillo de algodón seco» para eliminar la suciedad con suavidad para limpiar las mallas del micrófono y del altavoz.

Puede utilizar un cepillo limpio y seco de cerdas suaves si hay restos atascados en la malla del micrófono; un cepillo pequeño debería funcionar suficientemente bien (sólo asegúrese de que no se ha utilizado para limpiar otras superficies recientemente por si introduce sustancias nocivas en los auriculares sin querer).

Apple dice que no se deben utilizar objetos afilados para limpiar la rejilla del altavoz, ya que de lo contrario podrían dañarse.

¿Cómo limpiar el estuche de carga de tus AirPods?

La mejor manera de limpiar el estuche de carga es con un paño de microfibra. Aunque deberías intentar eliminar la mayor parte de la suciedad solo con el paño, Apple dice que si tienes problemas con manchas difíciles, puedes «humedecer un poco el paño con alcohol isopropílico al 70 por ciento», pero es importante que no haya ningún líquido en los puertos de carga.

Si tiene restos en el interior, puede intentar rociar aire comprimido para desalojarlos. En los puertos de carga no puedes hacer nada.

Al igual que los propios AirPods, un cepillo de cerdas suaves puede limpiar el conector Lightning.

 

¿Cuándo debes limpiar tus AirPods?

Cualquier residuo que bloquee la rejilla puede reducir la calidad de sonido de tus auriculares, por lo que tus AirPods deben recibir un barrido rápido una vez a la semana con un bastoncillo de algodón.

También debes limpiarlos cuando entren en contacto con la humedad con un paño de microfibra (aunque deberías intentar evitarlo de todos modos).

Esto incluye usarlos para entrenar y entrar en contacto con el sudor, por lo que es posible que quieras mirar un par de auriculares para correr y mantener tus AirPods para sesiones auditivas casuales.

 

Si tienes unos AirPods quizás te interese también esta entrada en la que te explicamos cómo resetearlos.