¿Hasta hace poco no tenías una tarjeta de video, pero decidiste compra una y notas que el rendimiento no es el que esperabas? Seguramente no has hecho lo necesario para que tu ordenador aproveche los recursos de la tarjeta gráfica que acabas de instalar.

En el día de hoy, te mostraremos cómo puedes mejorar el rendimiento de tu tarjeta de video, sin necesidad de tener que gastar dinero extra ni mucho menos asumir riesgos que no son necesarios.

¿Qué puedes hacer para mejorar el rendimiento de tu tarjeta gráfica?

1.       Actualiza los controladores de la tarjeta gráfica a utilizar

Esto es lo principal que toda persona con una nueva tarjeta gráfica debe hacer. No importa que sea la primera tarjeta gráfica que tengas o si por alguna razón, decidiste cambiarla por una mejor. Al momento de instalarla, tienes que actualizar los drivers sí o sí.

En algunas ocasiones no se suele ver tanta mejoría. Pero están aquellos usuarios que si reportan una mejora significativa en cuanto a compatibilidad y rendimiento. Además, estos componentes se deben mantener actualizados cada cierto tiempo para evitar que presentes fallas o su rendimiento baje. Cabe mencionar que el driver dependerá de la marca de tarjeta gráfica que tengas, así como del modelo que hayas instalado.

2.       Has los ajustes necesarios en el panel de los drivers

Ya sea para Nvidia o AMD, existe un panel de control en el que el usuario tiene acceso a la configuración, entre ella, están las configuraciones pertenecientes a la tarjeta de video y su funcionamiento.

Gracias a este panel de control, tienes la posibilidad de hacer ajustes a nivel general, como hacer ajustes a nivel específicos. Todo dependerá de tus requerimientos al momento de hacer uso de todos los recursos que la tarjeta de video te proporciona. Entre una de las muchas posibilidades que tengas, es que puedes ajustar los FPS de los juegos a tu necesidad.

3.       Has uso de los parches y los mods

Aunque no lo creas, los parches y los mods son un salvavidas para cualquier con un ordenador, principalmente para aquellos que tienen un pc Gamer. Es importante que consideres lo siguiente: Los mods no hacen milagros. Están pensados principalmente para los pc que cumplen al menos con los requisitos mínimos de los programas y los juegos.

Para quienes no sepan qué son los mod para videojuegos, estos no son más que una especie de programa que le permite al jugador, poder ajustar ciertos parámetros que por lo general, el juego en su versión oficial no permite. Por ejemplo, ajustar el nivel de detalle en las plantas, qué tanta será la visión de las sombras, entre otros.

4.       Hazle overlock a tu tarjeta gráfica

Así como existen tarjetas madres que permiten ser overlockeadas, también hay tarjetas de video que lo permiten. Esto suponen una gran ventaja, puesto que puedes modificar sin ningún problema el consumo energético, la frecuencia del reloj, bajar la temperatura, modificar la revolución de los ventiladores, entre otras cosas. Y, aunque no lo creas, esto te puede dar un mayor rendimiento en cualquier programa que quieras ejecutar.