Cómo modificar la contraseña de tu router:  Si has pensado cambiar el password de tu router para recordarlo mejor o para tener una conexión más segura, en esta entrada de Parada Creativa te contaremos cómo hacerlo de la manera más sencilla.

Los routers son el elemento que sirve de acceso a Internet, así que no está de más que aprendas algo sobre su funcionamiento, aunque el que tengas en tu poder te resulte fiable. Cambiar tu contraseña es una idea estupenda para aumentar la seguridad y para tener una contraseña que puedas recordar con facilidad para proporcionársela a tus invitados cuando lo necesiten sin que tengas que desplazarte hasta el router para mirar el password en la parte de atrás.

Lo más común es que usemos el router predeterminado por nuestro Proveedor de Servicios de Internet. En este caso, te recomendamos que te asegures de que no esté muy anticuado.

Cuál es la contraseña que debo modificar

La seguridad es un factor fundamental en un router. Algunos enrutadores de terceros llegan a sus clientes con contraseñas predeterminadas. Normalmente «admin» o algo similar. Pero esta no es la contraseña que permite el acceso a tu red Wi-Fi, sino la que protege los ajustes y la configuración del dispositivo. No es tan necesaria cambiar la contraesña del Wi-Fi, pues lo más normal es que se trate de una contraseña de configuración única y no te traerá complicaciones relacionadas con la seguridad. La otra, sin embargo, es tan habitual en los dispositivos que sí podría traerte problemas.

Cómo modificar la contraseña predeterminada de configuración de tu router.

Sigue los pasos que te detallamos a continuación:

Paso 1: Abre la página de configuración de tu router. Lo más común es que accedas a través de tu navegador, siempre que estéis conectados a la red tanto tú como tu router. La dirección será 192.168.1.1 o algo parecido, aunque también podría ser una del estilo de http://routerlogin.net. Para averiguarlo, deberás consultar la documentación del router.

Cómo modificar la contraseña de tu router-2

Si no puedes acceder al enroutador, utiliza el botón del dispositivo para realizar un restablecimiento de fábrica. Esto podría pasarte si tu router es de segunda mano y tiene una configuración distinta a la predeterminada.

Paso 2: En el caso de que no puedas acceder a tu router, presiona las teclas Windows + R, escribe «cmd» y dale a enter. Entonces se abrirá el símbolo del sistema de Windows. Escribe «ipconfig» y presiona enter. Busca la dirección de la puerta de enlace predeterminada. Esa es la dirección IP de tu router. Su formato será del tipo 192.168.2.1. Introdúcela en el navegador. Si tienes un Mac, tendrás que dirigirte a Preferencias del Sistema y luego a Red. Cliquea en la conexión a Internet activa (estará en verde) y verás la dirección del router en la parte de la derecha.

Paso 3: Introduce el nombre de usuario y la contraseña del router. Podrías encontrarte de nuevo con algo tan simple como «administrador» y «contraseña», así que por eso es tan necesario modificarlo. Si te encuentras con una contraseña única no te sientas en la obligación de cambiarla.

Paso 4: Si quieres cambiar la contraseña, deberás buscarla en la interfaz. Normalmente se encuentra en Configuración o en Administración.

Paso 5: Las contraseñas de redes inalámbricas suelen ser más seguras. El motivo es que normalmente son exclusivas de tu red, aunque también puedes modificarlas. Te recomendamos que no la modifiques a no ser que te resulte estrictamente necesario. Hazlo en la interfaz de Configuración, en la sección «Inalámbrica» y busca el campo «Contraseña» o «Frase de contraseña». Una vez que modifiques esta contraseña, tendrás que volver a conectar a la red todos tus dispositivos. Si lo piensas un poco es lo más lógico, así que no te asustes.

Paso 6: No olvides que una contraseña segura deberá tener como mínimo ocho caracteres y combinar letras y números. Si añades símbolos, mejor.

Cómo saber si tengo el router adecuado

El router estándar anterior es el 802.11n. Es bastante bueno, pero es más recomendable que lo actualices al último estándar inalámbrico: el 802.11ac. Te ayudará a alcanzar los puntos muertos de tu casa u oficina, además de dotarte de velocidades más rápidas y consistentes. La mayoría de los dispositivos actuales son compatibles con estos sistemas estándares inalámbricos.

Si tu router fuera más antiguo, es decir, con compatibilidad 802.11gy o 802.11b, no te lo pienses y actualízalo. Los routers más actuales también son compatibles con estos estándares más viejos: no te eches las manos en la cabeza si los nombran en la lista de especificaciones de tu router más reciente.

Si sigues estos pasos, será más difícil que alguien ponga en jaque la seguridad de tu red gracias a Parada Creativa. No olvides que puedes encontrar otros tutoriales tan prácticos como este en nuestra página web. Visítanos en cuanto tengas problemas. ¡Te esperamos!