¿Cómo restaurar fotos antiguas con Pixlr Editor? Con la aplicación de Pixlr Editor, salimos ganando en todo sentido y es que aparte de poder editar y aplicar mejoras en las fotos o imágenes que tengamos resguardadas o de momento, de igual manera podremos realizarlo en fotos ya más antiguas, esto realmente es positivo, ya que podemos rescatar algunas que nos traigan sentimientos especiales de años, ocasiones especiales, entre otras.

Restauración de las fotos antiguas con Pixlr Editor

Tal como su nombre lo indica, la palabra restauración significa renovación de cualquier objeto. En este caso se trata de las fotos o imágenes que podamos tener de años atrás. Todo el procedimiento es realizado mediante ajustes especiales, los cuales se destacan en la herramienta Pixlr Editor. Veamos cómo poder efectuar dicho procedimiento.

¿Qué puedo hacer si mis fotos viejas están deterioradas y no poseo negativos?

Como sabes, las fotos se deterioran con el tiempo y, si no guardas los negativos, no hay forma de que puedas hacer una buena copia. Escanearlos puede ser una buena opción para mantenerlos al menos en formato digital, pero los defectos seguirán estando presentes y la calidad y los colores se deteriorarán levemente durante el escaneo.

Sin embargo, como ya mencionábamos anteriormente existe la buena noticia que hoy día a través de editores de la calidad de Pixlr Editor, Photoshop y tantos más, es posible realizar la restauración total de esas fotos tan apreciadas para las personas. A continuación veremos como realizar el procedimiento paso a paso.

Pasos requeridos para restaurar fotografías antiguas con Pixlr Editor

El primer paso a realizar es llevarla a blanco y negro. Sin embargo, podemos preguntarnos ¿porqué pasarla a blanco y negro? En primer lugar, porque el color se va degradando y en segundo lugar porque la porquería que se haya ido acumulando en la foto sí tiene color. Desaturando la foto conseguiremos disimular esas manchas y prepararemos la foto para su restauración.

Arreglaremos inicialmente lo más grueso: ahora es cuando empezamos en sí el proceso de restauración. El mismo va a depender del grado de deterioro que se encuentre la foto, el comienzo puede resultar un tanto engorroso. Por ello sugerimos comenzar por el área más gruesa, esto se refiere a los rotos, arrugas fuertes, etc.

Arreglo de las líneas

Una de las cosas más difíciles es restaurar las líneas afectadas por arrugas, estrías o imperfecciones. Si los arreglamos primero, podemos enfocarnos en arreglar el resto de los rasguños intermedios. Para arreglarlos, puede usar la tirita o el tampón, cada uno de los cuales funcionará mejor en una situación u otra.

Pincel Corrector: El pincel corrector o tirita es una de las herramientas que podemos emplear para seguir las líneas que ya se encuentren trazadas, tomando en cuenta que zona se encuentran en deterioro. Como un consejo positivo debemos de estar pendiente de las líneas que se encuentren en mejor estado, para seguir los trazos.

Tampón de clonar: Si no puedes continuar una línea, porque simplemente no existe nada que puedas clonar que te encaje, existe la posibilidad de otra opción por medio del tampón. En este sentido debemos de ubicar la dureza que poseen los bordes de la línea que quieras crear, para que los trazos que dibujes tengan el mismo aspecto que los reales.