Los fans de Nintendo se están encontrando con varios fallos que no se esperaban. Si te preguntas cómo solucionar los problemas con el Joy-Con de Nintendo Swith, este es tu lugar. Al parecer, esta parte de la consola de Nintendo Switch, está dando más problemas de la cuenta. Algunas soluciones son más sencillas que otras pero para que dejes de comerte la cabeza sin saber exactamente que le ocurre a tu consola, quédate leyendo hasta el final.

Por supuesto, la solidez de la consola de Nintendo es bastante evidente, e incluso a nivel de software se han encontrado muy pocos problemas desde su lanzamiento. Su naturaleza «modular» hace que algunos de sus elementos sean separables del cuerpo de la consola, evitando cualquier garantía para toda la consola. Ahí es donde entran en juego los Joy-Con.

Existen distintos problemas y por lo tanto distintas soluciones para los usuarios de Nintendo Switch y aquí os las enumeraremos todas.

Cómo solucionar el problema de deriva en los Joy-Con de Nintendo Switch

Uno de los problemas que más se está viendo es el de la deriva en uno (o en los dos) de los Joy-Con de tu Nintendo Switch. Por culpa de este problema, mientras juegas a un juego o programa, la consola reconoce que uno de los Joy-Con está en movimiento y tu personaje o menú se desplazan lentamente sin tú presionar el Joy-Con. Esto puede ser un gran problema sobre todo para algunos títulos que requieran de mucha precisión.

Para solucionar este problema podemos decantarnos por 3 posibles soluciones antes de que la deriva vaya a más y estropee por completo tu experiencia de juego con la consola Nintendo Switch.

Calibrar los Joy-Con

Puedes recalibrar tu mismo los Joy-Con antes de alarmarte más de la cuenta ya que puede ser que se hayan descalibrado con el paso del tiempo. Para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. Dirígete a la «Configuración del Sistema»
  2. Selecciona «Actualizar controladores»
  3. Una vez completado, selecciona «Calibrar los palos»

Tras esto, sólo deberás seguir las instrucciones que aparecen en pantalla y esperar a que los Joy-Con vuelvan a funcionar correctamente.

Reparar los Joy-Con en casa

Una de las soluciones más «accesibles» es reparar el Joy-Con defectuoso en casa tu mismo. Esto le ahorra la espera de servicio y los costes de reparación. Para hacer esto, sin embargo, debe abrir el Joy-Con en sus componentes electrónicos, reemplazando el analógico con un repuesto que se puede comprar en línea. Esta es una solución que requiere experiencia y no es nada simple, por lo que no es la más recomendable.

Enviar el Joy-Con al servicio de reparación

En caso de que no pueda resolver el problema de otra manera, siempre puede confiar en el servicio de soporte de Nintendo. Tenga en cuenta que cualquier reparación a la derivación de tus Joy-Con puede requerir un costo, así que debes considerar si parece una solución conveniente. Se puede hacer muy sencillo simplemente accediendo al sitio web de Nintendo y siguiendo los pasos que ellos te especifican. Si prefieres, también puedes llamar al número gratuito 800 904 924 (desde una línea fija) para ponerse en contacto con asistencia.

Cómo solucionar los problemas con el Joy-Con izquierdo

Muchos usuarios han informado de problemas con el Joy-Con izquierdo al desconectarse o al intentar sincronizar repetidamente. Esto no debería suceder con los nuevos modelos, pero si lo hace, aquí hay algunas soluciones:

  • Conecta el Joy-Con directamente a la consola en lugar de mantenerlo desconectado, de esta forma gracias a la conexión directa no debería haber problemas de sincronización.
  • Compra un  mando Pro de Nintendo Switch  para solucionar por completo cualquier tipo de problema
  • Juega cerca de tu Nintendo Switch sin muchos obstáculos entre tú y la consola.

Problemas al separar los Joy-Con de la consola Nintendo Switch

A veces, los Joy-Con separados del cuerpo de la consola pueden no funcionar correctamente. A menudo, este problema se debe a una interferencia física de la señal de Bluetooth, como la del cuerpo humano (por ejemplo, tener el controlador detrás de usted o de alguien). Otras veces, el problema se debe a interferencias de señales, como fuentes inalámbricas. Si tu habitación está demasiado saturada de señales, intente apagar los emisores de Wi-Fi uno por uno para ver si la situación mejora.

Si algunos de estos problemas persiste sin solución, la idea de comprar unos Joy-Con nuevos es algo costosa pero siempre eficaz. Esperemos que hayáis podido solucionarlos sin tener que comprar unos nuevos y que vuestras próximas partidas se realicen a la perfección.