Cómo usar el aire acondicionado

Disponer de aire acondicionado en verano es un auténtico placer, pero en ocasiones también puede ser un quebradero de cabeza. Hay que saber como usar el aire acondicionado para evitar fallos debidos a un mal uso del aparato.

Cuando deja de funcionar, lo primero que pensamos es que hay algún problema o defecto de fabricación, pero la causa puede ser la forma incorrecta de usar el aire acondicionado. La manera en que se instaló el dispositivo, la frecuencia con la que el usuario enciende y apaga el aire acondicionado y la limpieza del dispositivo son fundamentales para evitar el deterioro prematuro de tu máquina de aire.

¿Quieres saber más detalles sobre este tema? En el siguiente artículo te enseñaremos cómo utilizar correctamente el aire acondicionado para disfrutar de todos sus beneficios.

Cómo usar el aire acondicionado de manera efectiva

Cómo usar el aire acondicionado de manera efectiva

1. Instalar correctamente el equipo

Una mala instalación puede causar problemas con el dispositivo. Por lo tanto, el profesional que lo realizará deberá instalar la unidad exterior (condensador) en un lugar con buena circulación de aire. Esto es para evitar que el aire caliente quede atrapado a su alrededor, situación que obliga al motor a funcionar más, haciendo que el dispositivo consuma más energía.

Otro consejo es evitar obstruir los lados y la parte inferior de su aire acondicionado de ventana. Esto para no sofocar el condensador, evitando la reducción de la eficiencia del dispositivo.

Además, no olvides proteger el exterior del sol. Después de todo, hace que el equipo se sobrecaliente, causando un posible mal funcionamiento. En este caso, se recomienda instalar un techo, pero sin bloquear las rejillas de ventilación.

2. Pon el aire acondicionado a la temperatura ideal

Otra forma de utilizar el aire acondicionado es evitar el frío excesivo. Las preferencias personales cambian de un individuo a otro, por supuesto, pero según los expertos, mantener el dispositivo a la temperatura ideal marca la diferencia y de varias maneras.

Según ellos, lo ideal es que la diferencia entre la temperatura exterior y la del ambiente climatizado nunca supere los 12ºC, independientemente del calor que haga fuera. La indicación es que la temperatura del aire acondicionado está entre 22 y 25ºC.

La idea es dejar el lugar tan fresco como si fuera un día de otoño, agradable para el organismo y climáticamente confortable.

Por otra parte, para alcanzar temperaturas extremas, el dispositivo debe encenderse y apagarse más veces, forzando demasiado el motor. Esto causará problemas con el dispositivo a largo plazo.

3. Realizar periódicamente la limpieza

limpieza aire acondicionado

Polvo, bacterias dañinas y microorganismos son los residuos que acaban acumulándose en cualquier aire acondicionado. De ahí la importancia de limpiarlo con frecuencia.

Los filtros deben lavarse al menos una vez al mes y cambiarse cada seis meses si el área no está ocupada. De lo contrario, lo mejor es limpiarlo cada 15 días y cambiarlo cada tres meses.

Los filtros sucios acumulan polvo, bacterias y microorganismos nocivos para la salud, pero también para el bolsillo. Como el paso de aire está parcialmente bloqueado por la suciedad, el dispositivo termina teniendo que trabajar más para mantener la temperatura.

Con ello acaba tirando más energía y también reduciendo la vida útil de sus piezas, requiriendo más mantenimiento . Por otro lado, los filtros limpios y nuevos reducen en promedio un 10% el consumo de aire acondicionado.

4. Evita encender y apagar el dispositivo rápidamente

Normalmente, cuando el instalador visita un establecimiento con el aire acondicionado averiado, se encuentra con que el usuario enciende y apaga el equipo en cortos intervalos de tiempo. Esta es una de las formas de utilizar el aire acondicionado de forma incorrecta.

Para estos casos, el técnico debe indicar al usuario que si solo va a estar fuera unos minutos, o incluso media hora, lo mejor es dejar el dispositivo encendido.

Ahora bien, en caso de utilizar el aire acondicionado por períodos prolongados, la sugerencia es adquirir aparatos con tecnología Inverter. Este modelo tiene mayor eficiencia y ajusta el trabajo del compresor de acuerdo a la necesidad.

5. Haz un uso racional de la energía

Por otro lado, saber utilizar el aire acondicionado es también hacer un uso racional de la energía. Un buen consejo es programar temperaturas diferentes para cada estancia de la casa, enfriando solo aquellas que tengan gente. Deja los espacios vacíos con el dispositivo apagado.

La instalación también influye en el rendimiento del aire acondicionado. En los aparatos split , por ejemplo, lo ideal es que la unidad exterior (condensador) esté en una zona protegida del sol, pero con buena circulación de aire. La protección de los rayos solares también es válida para interiores o en la oficina.

Trata de proteger la estancia del sol con cortinas o persianas. De esta manera evitas que la habitación se sobrecaliente por la incidencia de la luz solar y que el aparato trabaje demasiado para enfriar el ambiente.

Poner la temperatura a 17ºC, por ejemplo, puede no ser una gran elección, porque consume mucha más energía, obligando al aire acondicionado a trabajar duro para refrescar el ambiente.

Cómo usar el aire acondicionado por la noche

limpieza aire acondicionado por la noche

Según los médicos, el calor excesivo es uno de los factores responsables del insomnio durante el verano, lo que convierte al aire acondicionado en un aliado perfecto para aclimatar el ambiente. Además de ahuyentar mosquitos, el dispositivo ofrece el confort térmico necesario para que el cuerpo se relaje y disfrute de un sueño de buena calidad.

Según los expertos, dormir con el aire acondicionado encendido es bueno, siempre que el ambiente no sea demasiado frío ni el chorro de aire dirigido directamente a la persona. Lo ideal es que el ambiente esté fresco, pero no tanto como para que sea necesario dormir con edredón, por ejemplo. Esto se aplica tanto a adultos como a ancianos y niños.

Existen varios modelos de aire acondicionado que cuentan con función nocturna, en los que mantienen una temperatura constante. Por otro lado, los dispositivos con tecnología inverter, además de ser más económicos, también son más silenciosos y tienen un flujo de aire más disperso, asegurando aún más el confort térmico.

Ahora ya sabes como debes usar el aire acondicionado correctamente para no derrochar energía y alargar la vida del aparato. Desde ParadaCreativa.es te recomendamos que leas cuál es la mejor postura para dormir según los expertos para que tus noches de verano sean de ensueño.


$seguidores.online
$ik4.es
$tramitalofacil.com
$descubrir.online
$mibbmemima.com
$uncomohacer.com
$minimanual.com
$mejorapp.net
$conversordeletras.net