¿Cómo usar los modos de fusión en GIMP? Hay funciones que pueden pasar desapercibidas en GIMP y una de ellas son los denominados modos de fusión que incorpora el famoso programa de edición de imágenes. Quédate atento al siguiente tutorial y aprende mucho más acerca de este aspecto técnico del programa.

Los modos de fusión son una de las más interesantes herramientas que podemos encontrar dentro de este programa de edición como lo es GIMP. Si deseas conocer un poco más sobre cómo usarlos y para qué sirven, entonces no te pierdas este tutorial que hemos preparado para ti.

Pasos para usar los modos de fusión en GIMP

La verdad es que es muy fácil aprender a utilizar los diferentes modos de fusión que incorpora la plataforma de GIMP. Este programa nos ofrece en total 38 modos de capa, también conocidos como modos de fusión. Estos se encuentran a su vez divididos en siete tipos:

  • Normal
  • Aclarar
  • Oscurecer
  • Contraste
  • Inversión
  • Componentes HSV
  • Componentes LCh

Una vez decides elegir un modo de fusión en particular podrás observar cómo la apariencia de la capa o de la imagen cambia notablemente, según la capa o capas subyacentes. Recuerda que para que el modo de fusión pueda tener efecto, es importante que tengas al menos dos capas en la imagen.

Paso 1: Abre GIMP

Lo primero que vas a hacer será abrir el programa GIMP en tu computadora. Si eres una de las pocas personas que todavía no tiene este software instalado en su PC, no te preocupes. Puedes dirigirte hasta la página web oficial de GIMP y realizar la descarga desde ahí.

Paso 2: Selecciona una imagen

Después de abrir GIMP en tu PC lo que sigue será seleccionar una fotografía a la que deseamos aplicar un efecto en modo fusión. Así que nos vamos a dirigir hasta la pestaña “Archivo” y luego pulsamos el botón “Abrir”. Ahora selecciona la imagen y listo.

Paso 3: Crea una capa superior

Ya tenemos la imagen colgada en GIMP. Ahora es momento de comenzar a utilizar cada uno de los modos de fusión que nos ofrece el programa. Lo primero que vas a hacer será crear una capa superior transparente. No hay que olvidar que para el uso de los modos de fusión deben existir al menos dos capas.

Paso 4: Elige una parte de la foto

Puedes aplicar el efecto “Modo de fusión” a toda la imagen o si lo prefieres seleccionar un área en específico de la fotografía, por ejemplo el ojo. Utiliza la herramienta de selección para hacer esto.

Paso 5: Selecciona un modo de capa

Ahora lo único que resta por hacer será ir seleccionando uno de los diferentes modos de capa, también llamados modos de fusión, según nuestras necesidades. Para eso dirígete hasta el panel de capas y en la pestaña “Modo” vas a ir seleccionando una de las opciones disponibles.

Ve seleccionando cada uno de los modos de fusión y observa cómo queda tu imagen. No hay que olvidar que los modos de capa sirven para realizar complejos cambios de color sobre nuestra imagen.