¿Cómo vectorizar una imagen? En nuestro artículo de hoy te vamos a mostrar cómo vectorizar una imagen de forma rápida, fácil y en pocos pasos. Aunque para muchos representa una tarea complicada, la verdad es que aprender a vectorizar imágenes es bastante sencillo gracias a la ayuda de algunas herramientas.

Si quieres vectorizar una imagen y no sabes cómo hacerlo, no te preocupes. Presta atención al siguiente post y aprende a cómo convertir cualquier fotografía en una imagen vectorial. Por fortuna, existen muchas aplicaciones y programas que pueden ayudarnos a realizar este tipo de trabajos de manera sencilla.

Pasos para vectorizar una imagen

Ciertamente vectorizar una imagen puede significar un proceso bastante engorroso y complicado, sobre todo si no estamos familiarizados con el tema. La buena noticia es que existen infinidades de aplicaciones y páginas web que pueden hacer el trabajo por nosotros.

Paso 1: Selecciona una imagen

El paso más importante será elegir la imagen que deseamos vectorizar. Las imágenes vectoriales están compuestas, como su nombre lo indica, de vectores, por lo que puede ser difícil reproducir imágenes complejas, con formas difusas y transparencias.

Trata de seleccionar una imagen común o si lo prefieres puedes eliminarle el fondo con algunos programas de edición como Photoshop. Aquí lo más importante es simplificar la imagen lo más que se pueda.

Paso 2: Súbela a Auto Tracer

La verdad es que existen muchos programas y aplicaciones para vectorizar una imagen, sin embargo hay algunos que tienen mayor popularidad y reputación que otros.

Nosotros queremos recomendarte Autotracer. Es una de las mejores opciones que podrás encontrar en la web. No solo es gratis, sino que cumple muy bien cada una de sus funciones.

Lo único que debes hacer será ingresar a la página web oficial de Autotracer y desde allí iniciar todo el procedimiento. Haz clic AQUÍ para acceder de forma directa a la página.

Una vez dentro de la plataforma de Autotracer, el siguiente paso será pulsar en “Seleccionar archivo”. Allí deberás subir la imagen que deseas convertir.

Paso 3: Configura la conversión

Llega uno de los puntos más importantes y es configurar la conversión de nuestra imagen. Lo más fácil sería pulsar en el botón “Comenzar” y dejar que la página haga todo el procedimiento.

Sin embargo hay algunas configuraciones que nunca están de más echarle un vistazo. Al hacer clic en “opciones avanzadas” podrás acceder a una amplia lista de configuración. Tómate tu tiempo para elegir muy bien cada uno de los aspectos que deseas ajustar.

  • Formato de salida
  • Calidad de colores
  • Suavizado
  • Eliminar ruido
  • Fondo blanco

Paso 4: Descarga el archivo

Después de configurar todos los aspectos según tu criterio deberás pulsar en el botón “Comenzar” para que inicie el proceso de conversión. Casi siempre es un proceso rápido que no se llevara más de un minuto.

Luego de terminado el proceso podrás ver una previsualización en la página. Si estás conforme con el resultado solo debes proceder a descargar el archivo. Para ello harás clic en su nombre, debajo del apartado resultado.