Gracias a las nuevas versiones de la Xbox Game Bar, actualmente cuentas con nuevas funciones a las que les puedes sacar provecho. La mayoría de ellas ya vienen preinstaladas en los equipos que funcionan con el sistema operativo de Microsoft. Sin embargo, una de las funciones que suele pasar desapercibida es la de medir los FPS de los juegos que estés ejecutando en cierto momento.

Es normal que esto suceda, puesto que no es una función de las que muchos sepan utilizar y aprovechar. Pero si estás aquí, es porque te interesa conocer los valores de estos parámetros. De manera general, puedes acceder a esta función mediante las teclas Windows + G. Pero es posible que tengas que hacer una serie de configuraciones en la Xbox Game Bar para obtener tales valores.

¿Qué hacer para poder conocer los FPS de los juegos?

Para poder habilitar esta función tan importante para algunos, tienes que irte al menú de Windows e irte a los ajustes de a configuración. Luego de allí, tienes que entrar a la opción “Juegos” que te saldrá en pantalla. Allí se te desplegará una serie de opciones elegibles.

Tú solo te tienes que centrar en activar la opción de “Barra de juegos de Xbox”. Cabe mencionar que desde esta misma ruta de configuración que hiciste, podrás personalizar los atajes que creas necesarios para tu teclado.

Si por alguna razón no logras ver el panel flotante, entonces tendrás que irte a la barra de menú en tu ordenador y hacer clic justo en la parte superior de la pantalla. Allí tienes que seleccionar uno de los tantos Widget que te aparecerán. Para ser más específicos, tienes que buscar el Widget Rendimiento.

Es posible que al momento de activar la función para poder ver los FPS de los juegos que estés jugando, solo veas valores numéricos y ya. Tienes que saber que actualmente ahora es posible complementar esta función añadiéndole un pequeño gráfico. Esto lo podrás ver justo después de colocar el cursor sobre el widget que previamente activaste.

Eso sí, no siempre el medidor de los FPS se mantendrá activo. Para lograr que siempre lo esté y siempre lo puedas ver en pantalla, tienes que irte al ícono del PIN y hacer clic derecho allí. Justo en la parte superior del Widget flotante que previamente activaste.

Una vez que ocultes el menú perteneciente a la Xbox Game Bar, este recuadro con la información que necesitas en un pequeño recuadro que siempre permanecerá activo durante el juego se esté ejecutando.

Eso sí, tienes la gran ventaja que ahora puedes personalizar o ajustar un poco este recuadro que has habilitado. Por ejemplo, lo puedes mover para colocarlo en cierta zona de la pantalla, cambiarlo y/o ajustar la opacidad del widget, inclusive, le podrás colocar el color que mejor prefieras. Lo cual resulta increíble puesto que lo puedes ajustar según el color de cada juego.