En línea se considera esencial verificar si una página web es segura previa a compartir datos personales, como contraseñas, direcciones, fechas, etc.

¿Quiere disfrutar de su programa preferido sin ser atacado con malware? ¿Compras en línea y necesitas asegurarte que la tienda existe previo a colocar tu información bancaria? Sin importar lo que realice en línea, es esencial verificar las páginas web.

En este artículo te brindamos algunos consejos rápidos y sencillos para evadir las URL no fiables y corroborar la confianza de alguna web que quieras visitar.

  1. Utiliza los instrumentos de seguridad de tu navegador

En la actualidad, los navegadores web tienen incorporados elementos de seguridad para desarrollar la protección dentro de la red. Estos elementos integrados en el navegador bloquearan los avisos emergentes, desactivaran el inseguro Flash, impedirán descargas maliciosas y controlaran las webs capaces de ingresar a tu webcam, tu micrófono, etc.

¿Deseas aún mayor seguridad y privacidad? Considera la utilización de un navegador generado esencialmente con ese objeto AVG Secure Browser encubre tu huella para obstaculizar publicidad personalizada, elude los fraudes tipo phishing y evita la sustracción de datos de identidad; totalmente gratis.

  1. Usa herramientas de comprobación de seguridad en las páginas web

Puedes usar herramientas Google Safe Browsing a fin de corroborar rápidamente si una página o una URL concreta es segura. Su tecnología examina a diario muchos millones de URL para buscas las páginas web no seguras», lo cual la transforma en un arma de verificación de seguridad de páginas web.

Solamente debes copiar y pegar su URL sobre la franja de búsqueda y pulsar star. Así que, Google Safe Browsing verificará la URL y te dirá la reputación en solamente segundos.

Una herramienta parecida es VirusTotal, la cual investiga páginas utilizando muchos escáneres antivirus para averiguar diversas clases de malware y varias arremetidas informáticas. Funciona similar que la anterior: sencillamente, introduce la URL deseada, comprueba y presiona Intro.

  1. Revisa detalladamente las URL

Adicionalmente, existe una manera simple de hacer su prueba de seguridad de una página web: comprobando la URL. Dicho de otra forma, asegúrate de conocer adónde te conduce un enlace previo al pulsar en él. ¿Cómo? Coloca el mouse en algún vínculo para observar la URL asociada.

Corrobora que las direcciones están correctamente escritas.

  1. Busca el HTTPS

El HTTP se trata del protocolo elemental para transferir información entre navegador web y los sitios visitados. HTTPS es, sencillamente, la versión de más seguridad del protocolo.

El HTTPS se usa frecuentemente para hacer compras y transferencias de bancos, porque cifra comunicaciones para evitar los hackers sustraigan los datos confidenciales.

  1. Busca la política de privacidad

Las páginas web confiables disponen de una sección con su política de privacidad, porque es de obligatorio cumplimiento en bastantes países. Por ello, tómate varios segundos para ubicar su política de privacidad.

  1. No confíes ciegamente en las marcas de «confianza»

Las marcas o «sellos» de confianza surgen frecuentemente en las páginas de comercio electrónico en un intento de apariencia de confiabilidad.