A la hora de tener internet en una oficina o en nuestros hogares, siempre es importante cuidar que los obstáculos no afecten la conexión a internet. En el caso de las conexiones vía alámbricas, no existen demasiados problemas. Pero en el caso de las conexiones inalámbricas, es allí cuando el problema empieza a aparecer.

Claro que cada tipo de conexión presenta sus ventajas y desventajas. Y al querer superar los obstáculos y las largas distancias, se deben conocer las limitaciones de cada quien. Pero en este caso en especial, nos enfocaremos más que todo en las redes inalámbricas puesto que son la que mayor problema dan.

¿cuáles son las limitaciones de las conexiones inalámbricas?

1.       Los obstáculos

Este es el principal problema que provoca que la señal a medianas y largas distancias se vean afectadas. Por lo general, los obstáculos más habituales son las paredes y los techos.

El que un router esté ubicado en un lugar donde haya demasiadas paredes a su alrededor, esto provocará que la potencia de la señal emitida por el router se vea afectada. De manera que esta disminuirá. Lo que quiere decir que, si un router tiene la capacidad de llegar a unos 50 metros, que hayan demasiadas paredes alrededor hará que la distancia sea menor.

2.       La ubicación del router

Esto tiene mucha relación directa con el anterior problema o limitación. El superar obstáculos y llegar a mayor distancia, está directamente relacionado con la ubicación del router. Así piensa muy bien dónde lo vas a colocar.

3.       Las bandas que utilizas

Si te encuentras en una zona donde hay demasiados dispositivos generando señales electromagnéticas y trabajando a la misma frecuencia, esto sin duda alguna afectará tu señal. Lo mejor que puedes hacer es cambiar la configuración del router a 5 Ghz y comenzar a trabajar con ella.

4.       Cambia los canales que el router utiliza

Por lo general, al encender y poner a funcionar un router, este automáticamente elige los canales por defecto. Existen entre 11y 15 canales que puedes elegir. Solo tienes que buscar el que esté menos congestionado y listo.

¿Qué puedes hacer para superar los obstáculos y largas distancias?

Si por algún motivo, nada de lo que te comentamos anteriormente te ha funcionado, entonces tienes que optar por las siguientes opciones:

1.       Has uso de un Acces Point

Estos son dispositivos que no necesitan configuración y que se pueden conectar a un Router que tenga conexión a internet. La idea es que mediante un cable ethernet, conectes ambos dispositivos y lleves el acces point a un lugar donde el Wi Fi no está llegando con la fuerza suficiente.

2.       Coloca una pantalla de aluminio detrás del router

Debe tener mucho cuidado con esta alternativa, puesto que puedes dañar el equipo. Pero la idea es que la pantalla de aluminio funcione como un reflector y en lugar de dejar que la señal de Wi Fi vaya en todas las direcciones, esa potencia la puedas redirigir a un punto o sección que sea de tu interés.