Al tener una dirección de correo electrónico puede ser difícil lidiar en el día a día con los correos que se conviertan en Spam, o también diferenciar de los temidos Phishing. Es por este motivo, que a continuación te mostramos cómo diferenciar los ataques de los ciberdelincuentes a las personas.

Cuando tienes un correo electrónico empresarial, suele suceder que el número de correos spam que recibes es mayor que cualquier otro. Una vez que llegan los mensajes, será necesario poner en alerta a los trabajadores para que no caigan en los ataques y/o amenazas.

Por su parte, el Phishing es una de las nuevas formas violentas de comunicación que perjudica a todas las personas por su alto índice de caídas. Así, muchas compañías han perdido material valioso de su contenido sin poder hasta la fecha, recuperarlo de ninguna manera.

¿Qué son los correos de Spam y el Phishing?

Antes de explicar los mecanismos para diferenciar una técnica de la otra, es esencial tener en cuenta que el Spam no es un tema de ahorita, pero quizás no sepas un significado entero. Y qué mejor para conocerlo que colocar un ejemplo de la vida real.

Si ingresas a tu bandeja de inicio de tu correo electrónico, es posible que verifiques el tipo de mensajes que te han llegado. Sin embargo, si tienes uno de una cuenta cuya dirección contiene muchas letras y números, es posible que sea un email de Spam.

Otra forma de saber si recibes algún correo de Spam es verificando el contenido de dicho email, para saber perfectamente de lo que va. En caso de que éste pueda redirigirte a otro link, entonces debes tener cuidado, porque podrían robarte todos los datos mediante una página pirata.

Por otra parte, el Phishing conduce a las personas a mantener un tipo de miedo ante los mensajes que soliciten tus datos personales. Estos pueden disfrazarse de entidades bancarias o compañías para “confirmar tu información” y de esta manera, robar todos los datos que le brindes como: claves y direcciones.

Diferencias entre el Spam y el Phishin y cómo evitarlos

Nadie puede evitar recibir un mensaje que contenga Spam o algún indicio de Phishing en la vida, porque los atacantes digitales siempre estarán intentando conseguir algo de ti. Más si manejas una compañía grande.

Lo que sí se puede evitar es caer en la prueba de inteligencia que te colocan los ciberatacantes para conseguir todos tus datos. Asimismo, es necesario que acudas a un experto si no sabes cómo reaccionar correctamente ante un mensaje de Phishing o Spam.

  • El Phishing va directo a solicitar tus datos, el Spam te redirige a otro link
  • Los correos con Spam muestran una imagen menos limpia, algo más publicitario
  • Algunos mensajes de Phishing cuentan con la idea de enseñar una imagen formal
  • En el Phishing podrías sentirte engañado por una supuesta empresa
  • El Spam está catalogado como la publicidad más sucia en el Internet
  • De ambos puedes librarte si reportas el correo y lo envías al basurero