En el momento en el cual comienzas a participar en un videojuego, o sencillamente te dispones a enviar un correo electrónico para un compañero de trabajo o tu familia, estás llegando al punto de utilizar determinado servidor. Por ello, es muy importante que se vigile el cuidado de este tipo de información interna para que funcione mejor el equipo.

Una computadora, o teléfono móvil puede sufrir hackeo para perder su información de manera directa en cualquier momento y en distintos tipos de forma. Lo que sí es importante es que cada una de las personas tenga en mente qué hacer ante la solución y verificar además, cómo podría evitarlo.

Con la llegada de la era digital, los maleantes comenzaron a redirigirse hasta un plano cibernético y dejaron de lado lo que se conocía. Pero esto no puede ser motivo de distracción para que te olvides del cuidado de tu equipo y mucho menos de la navegación realizada en un momento determinado.

¿Qué son los puertos para servidores y cómo se hackean?

Así como se explicó anteriormente, los puertos para servidores funcionan como accesos para que determinados programas se lleven a cabo en un momento. Aunque no es una meta fácil de cumplir, si es sencillo poder evitar que estos se llenen de virus.

La mayor cantidad de puertos dañados se lleva a cabo a través la entrada a los servidores de juegos en general. De manera que provocan una lamentable caída de algún determinado equipo.

¿Cómo se hackean los servidores’

Una vez que te hayas introducido al mundo del internet por medio de cualquier servicio: juegos, entretenimiento, trabajo, aplicaciones, etc. Es normal que sufras de algún hackeo por parte de los ciberdelincuentes.

En este sentido, ellos pueden robarte los datos personales ofreciéndote bonificaciones o alguna promoción en su plataforma digital. Desde allí, pueden funcionar a través de tus dispositivos y robar la información.

¿Cómo evito el hackeo en los servidores?

Es importante que conozcas los tipos de servidores para que tengas en cuenta cómo proceder ante una infección del sistema. Recuerda que puede hacerse de manera interna o externa, y de igual forma dañar al sistema.

  • FTP-21: Es el puerto más hackeado por su función de transferencia de archivos
  • SSH-22: Al ser utilizado por la mayoría de los usuarios, puede tener también problemas en el momento de ser violado por los delincuentes cibernéticos.
  • Telnet-23: Cuenta con uno de los sistemas más antiguos del mundo del internet y por lo cual no es muy buscado.
  • SMTP-25: En el momento en el cual envías un correo, este tipo de red se ve afectado por los ciberdelincuentes.
  • HTTP-80: Nos permite hacer el envío de un archivo a otro en un movimiento de red determinado.
  • HTTPS-443: En un sentido amplio está protegido por los usuarios para poder funcionar sin importar la exposición de datos.

Una manera segura de evitar que los piratas se coleen entre los servidores, sería no pinchando en ninguna página de dudosa procedencia. Mucho menos, aceptando los mensajes que no pertenecen a cada plataforma.