¿Diferencias entre Xbox one y Xbox One s? Las consolas Xbox se han consolidado como una de los dispositivos de videojuegos más importantes a la par de las consolas de PlayStation y Nintendo. Un ejemplo de ello ha sido la Xbox One liberada en el año 2013, pero con la llegada de su versión renovada, la Xbox One s, los usuarios se preguntan si estás mejoras son suficientes para comprar una nueva videoconsola.

Por lo que en este artículo nos concentraremos en comparar ambos equipos y determinar sus principales diferencias.

Principales diferencias entre las consolas

Una estética renovada

Respecto a la estética y el diseño de las consolas, la Xbox One s ofrece unas características más modernas y refinadas con respecto al anterior, principalmente por un aspecto de bloque blanco sobre una base negra, mucho más pequeño que la Xbox one.

Mientras que la Xbox One cuenta con un tamaño más grande no puede colocarse más allá de una posición horizontal, la Xbox One s puede colocarse en accesorios de soporte vertical. Por otro lado, la Xbox One adolece en la efectividad del botón de encendido ya que es muy sensible y muchos usuarios han reportado ser incómodo, algo que se mejoró en la Xbox One s.

Ya que esta última cuenta con un botón de encendido hacia la parte frontal, un botón de sincronización de controlador, otro para la expulsión del disco y adicionalmente, un puerto USB 3.0. Hacia la parte posterior encontrarás dos puertos HDMI y 2 puertos adicionales USB 3.0.

Mejora de los controles

La Xbox One s ofrece una mejora sustancial en el aspecto de los controles en comparación a las de su predecesora. Además de contar con agarre texturizado y nuevas cubiertas, ofrece también conexión vía Bluetooth, lo que mejora y amplía su alcance, proporcionando una experiencia mucha más práctica de los juegos inalámbricos.

A diferencia de los controles de la Xbox One, la Xbox One s ofrece una conexión a través de auricular con el asistente digital.

Mejora en la definición de vídeo

En este aspecto la principal ventaja que ofrece la Xbox One s con respecto a la Xbox One es que esta permite reproducir videos en una resolución 4k de servicios de streaming como Amazon Prime video, Netflix entre otros. Adicionalmente la consola cuenta con 4k HD blu-ray.

El hecho de que la Xbox One solamente ofrezca la reproducción de discos de blu-ray convencionales la coloca en desventaja en la actualidad, con cada vez mayor presencia de contenidos en ultra definición.

Por otro lado, la Xbox One s permite a los jugadores la experiencia en una resolución inclusive 1440p, representando esto una mejoría respecto a la resolución máxima de 1080p que está disponible para la Xbox One.

La ausencia del kinect

La posibilidad detección de movimiento que se emplea en consolas como la Nintendo Wii, también se desarrolló para la Xbox One, pero desapareció para la Xbox One s, ya que Microsoft considero innecesario su aplicabilidad debido a la mínima cantidad de videojuegos que lo emplearon.

Es por ello que no podrás disfrutar de estos juegos con detección de movimiento en la Xbox One s, ya que el puerto Kinect fue reemplazado por un blaster de infrarrojos para controlar dispositivos como el receptor de A/V y Smart TV.