Dónde encontrar bisones en Red Dead Redemption 2. Este juego que tanto nos gusta tiene un mapa maravilloso y lleno de sorpresas y secretos, de los que ya te hablamos aquí. Además, por si fuera poco, Red Dead Redemption 2 permite a los jugadores cazar animales para crear objetos, incluyendo mejoras para las bolsas y para coger ciertos objetos en el juego. El bisonte, el bisonte americano normal y dos especies legendarias: el legendario bisonte blanco y el legendario bisonte Tatanka, son uno de los animales que los jugadores están cazando. Así que, mira dónde y toma nota.

Dónde encontrar bisones en Red Dead Redemption 2 fácil

No es muy difícil encontrar bisontes americanos en Red Dead Redemption 2, y existe hasta una actividad alrededor de Arturo cazando uno de ellos. En comparación con el primer juego de Red Dead Redemption en el que los bisontes se extinguieron, en Red Dead Redemption 2 son muy abundantes y los jugadores pueden encontrar sus manadas mientras exploran.

donde encontrar bisones en Red Dead Redemption 2

donde encontrar bisones en Red Dead Redemption 2

En ciertas áreas especiales, el bisonte americano aparece, queda marcado en el mapa. Fíjense que el bisonte americano también se puede encontrar en otros lugares, como West Elizabeth.

Aunque la caza del Bisonte Americano es esencial para el éxito de Red Dead Redemption, 2, los jugadores también pueden cazar el legendario Bisonte Blanco. En el lado norte del mapa, cerca del lago Isabella, está el famoso Bisonte Blanco.

Finalmente, en Red Dead Redemption 2, el legendario bisonte Tatanka se encuentra en New Austin, una región del mapa a la que sólo se podrá acceder en la última etapa del juego. Cuando los jugadores lleguen a New Austin podrán cazar el Bisonte Tatanka cerca de Hennigan´s Stead.

Los jugadores también necesitarán saber cómo cazar mejor a estas criaturas para asegurarse de que las pieles son de óptima calidad. Para todo tipo de búfalos, es mejor usar o arcos con flechas o los rifles de francotirador. Lo mejor es observar a estos animales con antelación y fijarse en sus puntos flacos para no perder el tiro y cazarlos a la primera.