El coche del futuro Mercedes-Benz se inspira en una película de Hollywood y apuesta por la fusión entre máquina y usuario. Este prototipo ofrece algo más que eficiencia energética o la conducción automática, características en la que muchas otras compañías del sector automotriz han enfocado su mirada.

Así es el coche del futuro de Mercedes-Benz

La galardona cinta Ávatar sirvió de inspiración para que Daimler, la compañía matriz de la empresa alemana fabricante de vehículos, junto con un grupo de colaboradores del equipo de trabajo del director de cine James Cameron unieran esfuerzo para trabajar en un coche que representa la idea de simbiosis entre máquina y humano.

El coche es el resultado “de conectar intuitivamente humanos y máquinas” según declaraciones de Ola Källenius, CEO de Daimler. Es un prototipo que pretende ser una muestra del concepto de “organismo vivo”  desde el punto de vista de la industria automotriz. El cual hace que la experiencia de utilizar un coche vaya más allá de lo que en la actualidad se conoce.

Mercedes-Benz VISION AVTR (Advanced Vehicle Transformation)

El futuro llega en las ruedas de este prototipo donde el concepto de simbiosis es posible inferirla gracias a su diseño que integra 33 aletas en su zona superior externa que, imitando el proceso de respiración de los organismos vivos, se mueven de manera sincronizada.

El coche del futuro es sostenible

Como era de esperarse los valores de sostenibilidad están inmersos en la fabricación de este coche de motores de propulsión eléctrica que, entre lo más destacable, utiliza gran cantidad de materiales reciclados.

Por ejemplo, sus asientos han sido elaborados a partir de fibra obtenida de botellas de plástico y ropa. Mientras que su batería orgánica ha sido desarrollada con grafeno, por lo que está libre de partículas de tierra extraña o metales.

La intención de crear un coche de impacto cero ambiental se hace realidad con una batería que, además, es de materiales compostables, la cual, permite que la electromovilidad sea independiente de recursos fósiles.

Diseño futurista

Al sorprendente diseño futurista, sin puertas, que asombra a simple vista, se une la capacidad de poder cambiar el control autónomo del vehículo y manejarlo a partir de una interfaz biométrica, ya que tampoco dispone de volante.

Por otra parte, la batería de 110 kWh le da la autonomía de alcanzar los 700 kilómetros por 15 minutos de carga. Otra particularidad es que este vehículo no solo mantiene las formas de movilidad hacia adelante y atrás, sino que suma una nueva forma de movilizarse. Este vehículo dispone la opción de moverse de manera lateral como si de un cangrejo se tratase.

Integración maquina y ser humano

El Mercedes-Benz VISION AVTR describe un futuro donde el concepto de movilidad se centra en combinar tecnología, naturaleza y hombre. Este diseño que va más allá, de lo que se nos ha mostrado hasta el momento, parece contar con un buen sustento y una posibilidad que hace que el sueño de estos diseñadores pueda convertirse en una realidad.