Se trata de un error muy habitual en Windows presente en gran cantidad de ocasiones, la mayoría de ellas involucran comunicación entre dos máquinas en una red. Pero, se produce durante la práctica de operaciones concretas en una máquina.

Aquí llamaremos a la máquina que da inicio a la comunicación RPC como “el cliente”, y a al equipo con el cual se comunica, se le denominará “el servidor”.

El llamado al procedimiento remoto (RPC por sus siglas inglesas) se trata de un mecanismo que ayuda a los procesos de Windows en la comunicación entre sí, o mejor entre “el cliente” y “el servidor” dentro de la red o dentro del propio sistema.

Esta usa los puertos dinámicos a fin de la comunicación entre los sistemas, sin embargo, a su vez deberá utilizarse un puerto estático (denominado TCP 135) tomado como un sitio de partida en la comunicación.

Un cliente se conecta a un asignador de sitios de conexión en un puerto TCP 135 y pide un guarismo de entrada dinámica asignada a un servicio particular. Aquí su servidor da respuesta por la dirección IP y el guarismo de puerto que su servidor ha registrado con la RPC al momento del inicio y, de seguidas, el cliente deberá contactar al servicio dentro de esa dirección de IP y en ese puerto.

Causas de error «El servidor RPC no está a disposición»:

  1. El servicio RPC está detenido: si no se está ejecutando, obviamente “el cliente” será incapaz de contactarlo.
  2. Inconvenientes de resolución en nombres: En cuyo caso el nombre de servidor de la RPC podría resolver esta dirección IP equivocadamente, lo cual implica que el cliente se puso en contacto con un servidor equivocado o que intentó contactar una dirección de IP que está en desuso.
  3. Bloqueo del tráfico desde el firewall: Una aplicación podrá frenar que el tráfico alcance al servidor dentro del puerto TCP 135.
  4. Inconvenientes de conectividad: Puede ser ocasionado por un problema general de red.

Pasos para posible solución del inconveniente.

  1. El servicio RPC está detenido.
    • Abre la consola de los servicios dentro del servidor.
    • Ubica el servicio del llamado a procedimiento remoto (RPC) asegurándote de su ejecución.
  2. Inconveniente de resolución de nombres
    • A partir del equipo de cliente, pulse ping sobre servidor por nombre a fin de corroborar que este nombre resolvió con la dirección de la IP acertada. De hacerlo, es posible que esta resolución de nombres no esté vinculada con la causa del inconveniente, y los demás pasos de esta sección podrán omitirse.
  3. Bloqueo de tráfico desde el firewall
    • Corrobora la configuración de tu firewall del Windows dentro del servidor RPC.

De estar activado el firewall, verifica que el tráfico dentro del puerto TCP 135 esté permisada para acceder.

  1. Inconvenientes de conectividad

4.1. Usa el comando ping a fin de verificar la conectividad elemental entre cliente y servidor RPC.

Espero haber ayudado.