Consejos (SIN SPOILERS) para empezar a jugar a Assassin’s Creed: Valhalla. El nuevo juego de la serie de Assassin´s Creed te puede llevar más de 60 horas para completarlo. Y, es que, tiene su aquel.  Así que no podemos culparte de que te esté costando algo entender los mecanismos del juego. Por eso, hoy, en Parada Creativa, queremos ayudarte y darte algunos consejos -por supuesto, sin spoilers- para que avances y seas cada día algo mejor.

Cómo empezar a jugar a Assassins´s Creed: Valhalla

Estos son los consejos para empezar a jugar a Assassin’s Creed: Valhalla.

Actualiza tanto las armas como el equipo dos veces

Puedes mejorar tus armas de dos maneras: una en el ejército, donde intercambias lingotes para mejorar la calidad general de tu equipo. La otra es desde el menú de inventario donde puedes aumentar las estadísticas de tu equipo usando diferentes herramientas coleccionables.

Cuando actualizas un objeto, el menú abre actualizaciones adicionales, así que no olvides usar todas las actualizaciones cuando te guste mucho el objeto. Además, cuando actualizas el inventario, desbloqueas la capacidad de equipar runas que proporcionan beneficios extra para tu sigilo, ataques y salud.

No olvides la configuración de bonus

Puedes estar tentado a crear tu equipo con los ítems más poderosos. Pero debes tener en cuenta que los ítems por su cuenta valen menos que en su conjunto. Es decir, que recibirás bonificaciones adicionales para aumentar el ritmo de tu ataque, aumentar salud o aumentar la armadura cuando te lesionas si te haces de objetos que forman parte de una colección. O sea, es mejor que te esfuerces por conseguir un set completo de cosas que romperlo por un objeto individual, aunque sea más fuerte.

Existen los asesinatos de un solo golpe

Los asesinatos son, literalmente, el nombre del juego y Ubisoft Montreal hizo más fácil derribar al enemigo con un solo golpe de espada. Pero a veces -Origins y Odyssey- encontrarán enemigos que no serán tan fáciles. Puedes adquirir una habilidad avanzada para atraer a los enemigos más fuertes y un minigame que te ayude a alinear mejor tu golpe mortal. Pero, si prefieres asegurarlo, puedes desencadenar asesinatos garantizados desde un menú de opciones de juego, para que incluso los enemigos más fuertes teman a tu espada.

Consulta todas las opciones del menú

Las opciones del menú y características de Assassin’s Creed: Valhalla son bastante customizables. En las diferentes opciones de menú, podrás hacer los iconos del mapa más grande, o desactivar los elementos HUD individuales, modificar el tipo de retroalimentación necesaria para los eventos de tiempo rápido, e incluso aumentar la cantidad de tiempo que requiere un botón para las largas distancias. Así que no olvides echarle algo de tiempo a entender este menú.

No te olvides de tu montura

La zona de apertura en el Valhalla es extremadamente montañosa, y en algunos lugares es realmente más fácil ir a pie. Pero no olvides tu caballo una vez que llegues a Inglaterra. Será la manera más fácil de moverse. Puedes utilizar tu montura usando el botón d- pad, y si mantienes este botón, tu caballo será montado automáticamente.

Flyting

A medida que exploras, muchos PNJ te retarán con un Flyt basado en el viejo arte del intercambio de insultos en rima. Estas secuencias te permiten elegir entre varias opciones de diálogo que no sólo insultan a tu adversario, sino que también se ajustan al ritmo y al verso de la conversación. Creo que son agradables, pero incluso si no lo haces, puedes encontrar útil realzar el carisma de tu persona, lo que te da más opciones de diálogo en otras conversaciones.

Prioriza las incursiones

Si hay un monasterio en un área a nivel de potencia 90, puedes atacar la ciudad si estás en ese nivel. Los ataques en el mapa del Valhalla se correlacionan con la potencia recomendada en su área. Los ataques son la forma perfecta de conseguir suministros para mejorar las casas del asentamiento. Si fallas con alguna incursión, intenta colarte en la zona solo y asesinar a algunos de los guardias antes de llamar a tu escuadrón vikingo.

Mejora el asentamiento

Una gran parte del viaje es el asentamiento. Regresa regularmente a él y usa materiales para mejorar los edificios. A medida que creas tu ciudad, tu renombre aumenta y se abren nuevas oportunidades. La mayoría de los edificios de tu asentamiento tienen un propósito. El cartógrafo, por ejemplo, vende mapas que promueven la caza de objetos valiosos.

No vayas muy lejos para conseguir riqueza

Los objetos ricos en tu mapa están marcados con un icono de oro, pero puede ser difícil localizarlos en la tierra, ya que pueden estar escondidos debajo o sellados detrás de una puerta. Afortunadamente, para encontrar el camino hacia el interior, no es necesario ir muy lejos. Usa la vista de tu Odín (R3) para revelar lugares interactivos en el universo.

Puede que a menudo tengas que romper una barrera que bloquea una puerta, meter una cerradura en un agujero de la pared o encontrar una llave, pero no deberías tener que alejarte del lugar marcado en el mapa. Las notas cercanas a menudo dan una idea de cómo conseguir riqueza si no es fácilmente accesible y tu brújula a veces está etiquetada con entradas ocultas.

Echa un vistazo a tu resistencia

La mayoría de los ataques pueden ser combatidos si bloqueas a los enemigos en el último segundo. Pero tampoco puedes evitar los ataques enemigos con un aura roja, así que escapa de ellos. Detenerse y escapar requiere resistencia, así que si estás dándole a un botón de ataque fuerte sin ser necesario o corriendo sin razón, gastarán tu barra de resistencia.

La doble empuñadura no es siempre la mejor opción

Usar un arma en cada mano puede ser divertido y te da la opción de hacer combos adicionales, pero ten en cuenta que tener una mano libre le da mucha más fuerza a los golpes asestados. Ninguna opción es intrínsecamente mejor, pero prueba ambas; puede que encuentres un nuevo estilo de juego que te guste de verdad. Los escudos dobles son absurdos, por ejemplo.

 

Hasta aquí estos tips para que no se te atragante empezar a jugar a Assassin’s Creed: Valhalla. Este juego te permite crear tu propio estilo, pero si sigues estos consejos, mejorará tu manera de jugar. ¡Ya verás!