Transferir un dominio y hacerlo de manera exitosa suele ser un proceso sencillo y rápido. Son diversas las razones por la cuales puede llegarse a tomar esta decisión, por lo que resulta importante conocer algunos puntos importantes a la hora de llevar a cabo este proceso.

¿Cómo transferir un dominio?

Empecemos primero aclarando que, cuando se habla de dominio, básicamente, nos estamos refiriendo a una especie de nombre código único con el cual los usuarios, una vez que lo escriben en el buscador del navegador, pueden acceder a la página web.

Ahora bien, cuando hablamos de transferir un dominio, estamos señalando al proceso administrativo que se inicio cuando se desea cambiar el paso de la gestión de un proveedor a otro. Por lo general, este proceso no suele presentar mayor inconveniente, pero si requiere de que se realicen una serie de pasos para que se pueda lograr hacer con éxito.

Es un proceso que muchos interesados en este tipo de movimientos en la red, confunden con la migración de página, quienes llegan a pensar que el contenido de la página está siendo trasladado de un proveedor a otro, no se trata de esto, ya que lo único que se transfiere es el dominio.

¿Por qué debemos transferir un dominio?

Primero, es importante señalar que no se trata de un proceso obligatorio en su naturaleza, sino que puede producirse por razones de distintas índoles. Por ejemplo, un dueño de página web es posible que decida realizar este proceso porque encontró un proveedor más económico, o que le garantiza una mejor oferta de servicio.

Otras de las razones puede ser querer tenerlo en el mismo país donde se encuentra nuestro hosting o, nos ha parecido una buena idea que lo gestione el mismo proveedor en donde será alojado el contenido.

¿Cuáles son los requisitos para transferir un dominio de manera exitosa?

Depende del tipo de extensión de nuestra página ya que no todas exigen los mismos parámetros. Por lo pronto, estaremos enfocados en dominios que terminen en .net, .com o .org, los cuales, porque son dominios genéricos.

Para transferir un dominio de este tipo es necesario: que no se encuentre bloqueado, que esté activo y, además, debemos contener el código de autorización, también conocido como el AUTH CODE. Otros elementos a considerar es el tiempo, para realizar este proceso deben haberse cumplido, por lo menos, 60 días desde que se registró o transfirió por última vez.

¿Cómo transferir un dominio?

Podría asegurarse que son pasos sencillos los que lleva realizar este proceso. En primer lugar, se debe solicitar la transferencia de dominio al nuevo proveedor (él, por su parte, se encargará de indicarnos si está bloqueado y si se puede completar el proceso). Luego nos será solicitado el código de autorización.

Durante estos procesos suelen pedirse datos personales para que permanezcan asociados al sitio web una vez se haya hecho la transferencia. Como ves es proceso, por demás, sencillo  del que puedes disponer si así lo consideras.