¿Sabía que a partir de las extensiones instaladas del navegador podrían robar tus datos bancarios? Así como lo lees, existen mecanismos para obtener tu información personal y, en muchos casos, robarte.

Cuidado al instalar las extensiones en el navegador, podrían robar tus datos bancarios

¿Qué son las extensiones del navegador?

Se trata de elementos que solemos activar directamente desde los navegadores. Lo normal es que sean utilizados para guardar datas como contraseñas o historial de navegación. A lo que tenemos que prestar atención y mantenernos alertas ya que es posible que uno de estos haya sido modificado con el propósito de robarnos información.

¿Cómo pueden robar información?

Al momento en el que accedemos a una cuenta bancaria a través de la plataforma, las extensiones interfieren la información que colocamos al iniciar sesión, con lo que podrían modificar o leer los datos.

Posiblemente, no todos nos hemos percatado de que cuando se activa una extensión varias de ellas solicitan permiso para leer y modificar los datos de los sitios webs a los que accedemos. Lo que se traduce en que podrá disponer de todas las plataformas que visitamos, así como, de todo lo que compartimos a través de estas.

Entonces, si tenemos una de estas extensiones activadas e iniciamos sesión en la cuenta digital de nuestro banco, pondríamos en riesgo la información que tenemos dentro de estas cuentas. Llegando a afectar nuestra seguridad informática y bancaria.

Ten cuidado al instalar las extensiones en el navegador ya que podrían robar tus datos bancarios

Instala las extensiones con seguridad

Existen varias medidas que podemos tomar al momento de configurar alguna extensión del navegador de nuestra preferencia, con la finalidad de no convertirnos en un blanco fácil para extorsiones y robos.

La primera de ellas es realizar la instalación de las extensiones directamente desde los sitios oficiales, es decir, desde los propios servicios de tienda digital de los que disponen los navegadores. Hay que evitar, a toda costa, hacerlo desde fuentes externas.

Sin embargo, no es todo lo debemos hacer. No basta con que realicemos la instalación desde centros de confianza, sino que debemos leer lo que cada uno de estos complementos puede modificar al ser activado. Antes dar clic en aceptar lo más recomendable es conocer de que trata cada extensión y entender qué estoy permitiendo al aceptarla.

Otro elemento que resulta muy relevante es el mantenimiento de los programas. Lo más recomendable es realizar la navegación a internet, directamente, desde dispositivos que poseen sus programas actualizados. Con esto estaríamos contribuyendo a evitar que se propaguen nuestros datos personales.

Cuidado al instalar las extensiones en el navegador, podrían robar tus datos bancarios

Por último, sería recomendable, también, contar con herramientas que nos permita generar una especie de fortaleza en la red, por ejemplo, un buen antivirus, un firewall, posiblemente una herramienta de cifrado de archivos e información y cualquier otro elemento que contribuya a resguardar nuestra seguridad informática.