La filtración de datos que sufrió LinkedIn. Como toda plataforma tecnológica, LinkedIn no se encuentra exenta del robo de datos. Para muchos ha sido una gran sorpresa este acontecimiento. Se trata de una cantidad exorbitante de filtración de datos por parte de un hacker que se hace llamar GOD User Tom Liner.

Generalmente, el robo de información es de sumo cuidado, porque deja ver qué tan vulnerable es un sitio web. LinkedIn alberga a millones de usuarios que han compartido sus datos, y que por medio la herramienta de ventas en LinkedIn, han dejado información sumamente importante, sin mencionar que es información privada.

¿Por qué se ha filtrado datos de LinkedIn?

Los motivos del robo de datos suelen ser de carácter monetario o con motivo para extorsionar. Sin embargo, el hacker que logró acceder a los datos y robarlos, se encontraba vendiendo la información en un sitio web para hackers.

Con esta información, es posible que quienes se vieron afectados tras este ataque, sean víctimas de engaño. Se ha demostrado que, la información robada corresponde a cuáles son los salarios que prefieren los usuarios e información de este carácter.

¿Qué información se filtró?

El hacker mostró la información robada como una prueba verídica de su existencia. Se temía que la información fuera información sensible en cuanto a datos de nivel económicos y bancarios.

Sin embargo, entre los datos que filtraron, no hay información que delate el acceso a las cuentas de los usuarios, o información detallada de sus perfiles.

Tampoco se incluía en el robo, información de algún tipo de credenciales o documentos importantes y confidenciales.

¿Cuántos usuarios se vieron afectados?

Se estima que, más 700 millones de usuarios fueron víctimas de este ataque. Eso quiere decir que, un porcentaje aproximado sería el 92% de todos los miembros de LinkedIn sufrieron de este atentado. Sin embargo, se cree que, en este segundo robo, la cantidad ha sido enorme en comparación con un ataque anterior.

LinkedIn se expresa ante los medios tras filtración de datos

Como era de esperarse, LinkedIn se expresó por medio de un comunicado donde, explica sobre este evento algunas cosas importantes que tienen que ver con un atentado anterior: según la red social “para profesionales”, esta filtración de datos que, dígase de paso, se encuentran a la venta; fueron captados desde LinkedIn mediante “scraping”.

En la información robada se incluyen los datos que una vez ya se mostraron anteriormente en otro atentado. La diferencia es que el robo anterior afectó a 500 millones de usuarios en su base de datos. Por otra parte, LinkedIn dejó aclarado el punto de seguridad en su sistema, diciendo que, no hay fallas de seguridad, y la información de los usuarios que se mostraron no era de carácter privado.

Cabe destacar que, aunque no se haya expuesto información confidencial, sí se han filtrado datos que son de carácter personal, de alguna u otra manera, el usuario siempre merece, la mejor confidencialidad posible ante su información.