Los 23 Pokémon más raros.

El mundo de los Pokémon es una tierra extraña llena de criaturas aún más extrañas, pero algunas destacan entre las demás. Hoy en parada creativa queremos presentaros lo que nos parecen los 23 Pokémon más raros, presentados en orden alfabético, que nos sorprende que hayan entrado en el juego final, pero nos alegra que lo hayan hecho.

 

Buneary – Los 23 Pokémon más raros

Desde los comienzos de Pokémon, las criaturas se han basado en animales del mundo real. Lo que hace que Buneary parezca como una criatura que ha sido engañada es su nombre. Es la palabra «conejito» con el nombre del rasgo más prominente del animal (sus orejas: ear) intercalado en el medio.

Conkeldurr – Los 23 Pokémon más raros

De todos los Pokémon de la familia Durr, Conkeldurr definitivamente gana el concurso del nombre terrible. Es la forma evolucionada definitiva de su especie, lo que es bueno porque necesita fuerza para compensar su designación.

Cottonee – Los 23 Pokémon más raros

Otra víctima de su propio nombre más que de su diseño artístico, Cottonee es tanto el nombre del Pokémon como una descripción válida de su aspecto.

 

Drifloon

La descripción de Drifloon en la Pokédex cuenta la aterradora historia de una criatura que intenta arrastrar a los niños al inframundo, pero sólo parece un globo púrpura con ojos mal dibujados y un terrible peinado. Si viera a uno de estos persiguiendo a un niño, creo que no lo percibiría como ningún peligro.

 

Dugtrio, Magneton

Estos dos van juntos porque su viaje desde los jóvenes Pokémon hasta la evolución completa es exactamente el mismo. En lugar de obtener nuevos apéndices o cambiar de apariencia, se reúnen en grupos de tres. Sin embargo, por alguna razón, se consideran evolucionados.

 

Garbodor

Garbodor es una pila de basura. Además, su brazo se parece a la boquilla que usarías para poner gasolina en tu coche.

 

Girafarig

Otra víctima de los nombres sin inspiración. Supongo que alguien quería llamar a este Pokémon Giraffe, mientras que otro quería llamarla Effarig (el mismo nombre pero deletreado al revés, un poco como los Pokémon Ekans), y decidieron optar por un término medio.

 

Herdier

Estoy bastante seguro de que Herdier es sólo un perro que lleva una manta. Es básicamente un perro de una zona fría del mundo que de alguna manera terminó en el mundo de los Pokémon.

Klefki

Esta lista está en orden alfabético para evitar tener favoritos, pero admitimos abiertamente que si esta lista estuviera ordenada por preferencia, Klefki estaría en el primer puesto. Es un anillo de llaves que se usa para luchar contra otros Pokémon. No estamos del todo seguro de que sea un Pokémon, para ser sinceros. Podría ser simplemente un anillo de llaves de un entrenador que le lanza a los Pokémon salvajes.

 

Klink, Klang y Klinklang – Los 23 Pokémon más raros

Por sí solo, cualquiera de estos Pokémon sería un Pokémon extraño, pero sin más. Sin embargo, tomados como grupo, se combinan para convertirse en una convención de nombres impresionantemente perezosa.

 

Litwick, Lampent y Chandelure – Los 23 Pokémon más raros

Otra criatura del reino de los objetos inanimados confusamente definidos como Pokémon, Litwick, Lampent y Chandelure parecen criaturas que estarían más cómodas en el mundo de Harry Potter.

Luvdisc

Luvdisc representa la versión Pokémon del enigma de la gallina y el huevo. Durante el proceso de diseño, ¿el nombre apareció primero? ¿O fue la criatura la primera?

 

Mr. Mime

El único Pokémon hasta la fecha con un título, no estoy del todo convencido de que Mr. Mime no sea sólo un payaso fracasado tratando de abandonar su condición de especie humana.

 

Noespass y Probopass

Después de que las estatuas de la Isla de Pascua, que aparecieron brevemente en Super Mario Land en la Game Boy, se dieron cuenta de que Mario ya no las quería ni las necesitaba, pasaron a la serie Pokémon para convertirse en Noespass y Probopass. Básicamente son narices gigantescas y resulta que uno tiene un bigote intimidante.

Phantump

Phantumb parece un fantasma que accidentalmente se atascó en un árbol y básicamente ha estado tratando de jugar con él como una opción de moda intencional para el resto de su vida. Su nombre también se acerca peligrosamente a Phantdumb, que podría haber sido más apropiado.

 

Scrafty

Scrafty puede escupir líquido ácido de su boca como un alienígena, pero parece que no puede entender cómo funciona un cinturón o que los Pokémon realmente no necesitan usar pantalones.

 

Stunky

Stunky se encuentra en esta lista porque su nombre es ridículo, y básicamente no hay nada que lo distinga físicamente de una mofeta del mundo real.

 

Swalot – Los 23 Pokémon más raros

Swalot, o como me gusta llamarlo, esa mancha púrpura con bigote, se parece un poco al dibujo imperceptible de un niño pequeño.

Vanillish – Los 23 Pokémon más raros

Al igual que sus hermanos Klefki, Garbodor, Litwick, Lampent y Chandelure, Vanilish puede tener poderes y una personalidad, pero es básicamente un objeto inanimado. Vanilish puede fingir todo lo que quiera, pero no se puede negar que es básicamente un cucurucho de helado.

 

Esta es nuestra selección de  los 23 Pokémon más extraños y algunos bastante absurdos, pero que aún así nos encantan.