Con cada año que pasa, la empresa desarrolladora de Windows 10 está en constante crecimiento. Gracias a su arduo trabajo, actualmente la empresa está comenzando con pruebas correspondientes a las aplicaciones web progresivas de la suite Office. Esto quiere decir que habrá instalaciones automáticas sin que el usuario intervenga en el proceso.

Hace muy poco, hubo una actualización del navegador Edge en Windows 10 Insiders. Dicha actualización vino con la capacidad de crear automáticamente entradas únicas para un número reducido de usuarios de este sistema operativo.

Lo que se quiso conseguir con este, es que programas como Excel, Outlook, Word y PowerPoint no necesitarán autenticación por parte del usuario a través de una ID de Microsoft para poder instalarse.

Lo bueno es que estas aplicaciones tienen una gran similitud con aquellas que Google instala de manera predeterminada en su buscador por excelencia: Google Chrome. La ventaja es que ahora se tiene la posibilidad de desinstalar desde el panel de control como si se tratara de otro programa más instalado en el sistema.

¿Qué son las aplicaciones web progresivas?

Se puede decir que son una especie de aplicaciones las cuales aprovechan todo lo que pueden las tecnologías web como el HTML, CSS y el JavaScript. La idea es que el usuario pueda tener una interfaz cómoda, ligera y fácil de usar en el que pueda consumir un servicio en específico.

Si lo comparamos con las aplicaciones para móviles, estas se diferencian de su competidor gracias a que pueden ser ejecutadas desde cualquier navegador sin importar el tipo de hardware que posea el usuario.

Claro que el tipo de sistema operativo tampoco queda exento al momento de utilizar aplicaciones web progresivas. Lo bueno de estas aplicaciones, es que conforme pasa el tiempo, se le van añadiendo nuevas herramientas y funciones que le facilitan el trabajo al usuario.

¿Cuál es el origen de las aplicaciones web progresivas?

Se puede decir que estos programas o aplicaciones web tienen su origen desde que los navegadores comenzaron a ser más versátiles en cuanto a sus capacidades de mostrar texto e imágenes.

Claro que, en un principio, había aplicaciones que no eran lo que son actualmente. Es decir, que eran sumamente torpes y llenos de errores y limitaciones. Además, que eran demasiadas pesadas como para usarlas en versión web. Y si la comparábamos con las versiones de escritorio, estas no eran ni la 4ta parte de lo que debían ser.

Luego que los móviles se hicieran con gran parte del mercado digital, rápidamente las aplicaciones para estos dispositivos comenzaron a tener auge. Y no tardó demasiado tiempo para que las aplicaciones web progresivas también comenzarán a surgir. Debes saber que estas aplicaciones progresivas se comportan como si fuesen webs nativas, pero su funcionamiento está basado en pura tecnología web.

Así pues, existe un vínculo que pocos conocen, y es que las aplicaciones web progresivas surgieron gracias al primer lanzamiento original de los iPhone, el cual revolucionó el mundo y lo cambió al punto de lo que hoy conocemos.