Con nuevo router, los pasos imprescindibles que debes hacer para configurarlo. Cuando queremos instalar un nuevo router existen varios pasos que nos corresponde tomar para realizar su configuración de la mejor manera posible. Por lo que hay que prestar gran atención a ciertos detalles fundamentales, los cuales, nos proporcionarán una mejor conexión.

Tienes un nuevo router, los pasos imprescindibles que debes hacer

El aparato primordial para disfrutar de una conexión a internet es el router o enrutador. Estos equipos son presentados en una gran variedad de formas, distintas funciones y modelos. Por lo general, cuando adquirimos un servicio de internet, el proveedor nos regala uno de estos.

Sin embargo, puede pasar que queramos cambiar dicho equipo por uno que esté un poco más actualizado, debido a que necesitamos de una mayor cobertura dentro de la vivienda, negocio u oficina. Allí es donde toman relevancia ciertos aspectos como: la ubicación más apropiada, son detalles que permitirán su configuración ideal y así sacarle el mayor beneficio al aparato.

Veamos en el nuevo router, los pasos imprescindibles que debes hacer, cada una de las etapas para configurar nuestro equipo. Algo esencial, de suma importancia, es prestar atención a la conexión apropiada de cada cable, accesorio, componente o cualquier dispositivo adicional.

Una vez completada y verificada la etapa anterior, podemos conectar al tomacorriente y encender el equipo. Tras constatar que esté encendido correctamente podemos continuar realizando las respectivas conexiones cableadas de datos, es decir: hacia el teléfono, hacia los ordenadores, etc. Acto seguido, esperaremos a que el equipo se active por completo.

Después, corresponde empezar a manipular el panel de control y allí, ajustar cada una de las opciones ofrecidas por el equipo. Aquí resulta vital cuidar detalles como la seguridad. El usuario y la contraseña con frecuencia son formas genéricas, por eso lo ideal es cambiarlos.

Luego, dispondremos de la opción de: restaurar los valores de fábrica. Esto es un paso elemental pues allí está implicada nuestra seguridad y las claves de fábrica son conocidas por mucha gente. El nombre elegido para identificar a nuestra red no debería comprometernos de ningún modo. Otro punto importante es definir la clave de ingreso al nuevo router.

Si de verdad deseamos minimizar los riesgos en materia de seguridad, un punto fundamental es utilizar contraseñas complejas, cuyo nivel de seguridad sea difícil de vulnerar. Lo ideal es que las contraseñas contengan símbolos especiales, números, letras minúsculas y mayúsculas.

Una fase final la podríamos denominar: personalización del router. En esta etapa tendremos la opción de cambiar otros aspectos de la red y configurar las opciones ofrecidas por el equipo; con selecciones como: qué canal utilizar, cuál nivel de potencia, crear una red para invitados o modificar las DNS con el fin de obtener mejoras en la estabilidad y velocidad de la conexión.

Repasemos

En conclusión, si tienes un nuevo router, los pasos imprescindibles que debes hacer serán conectar con cuidado cada elemento, configurar el panel de control, restaurar los valores de fábrica (con énfasis en la configuración de contraseña y usuario) y ajustar otras opciones.